CLÍNICA DEL VARÓN

Atención personalizada en:

VASECTOMÍA Y VASECTOMÍA REVERSA

Descripción general

La reversión de la vasectomía es una cirugía que anula la vasectomía. Se vuelve a conectar cada tubo (conducto deferente) que transporta a los espermatozoides de un testículo al semen. Después de una reversión exitosa de la vasectomía, tu semen vuelve a contener espermatozoides y tal vez tu pareja pueda quedar embarazada.

Los índices de embarazos después de una reversión de la vasectomía van desde aproximadamente el 30 por ciento a más del 90 por ciento, dependiendo del tipo de procedimiento. Muchos factores afectan si una reversión tiene éxito y se puede lograr un embarazo, e incluyen el tiempo pasado desde la vasectomía, la edad de tu pareja, la experiencia y capacitación de los cirujanos, y si tuviste o no problemas de fertilidad antes de la vasectomía se produjo un error.

¿Por qué se realiza?

Los hombres deciden hacerse una reversión de vasectomía por distintas razones; por ejemplo, la pérdida de un hijo, un cambio de opinión o haber vuelto a formar pareja. Un pequeño número de hombres se someten a una reversión de vasectomía para tratar el dolor testicular que puede estar asociado a la vasectomía.

La esterilidad no es solo una afección de las mujeres.

Riesgos

Casi todas las vasectomías pueden revertirse. Sin embargo, esto no garantiza el éxito para concebir un niño. La reversión de vasectomía puede intentarse aunque hayan pasado varios años desde la vasectomía original, pero, cuanto más tiempo haya pasado, menos probable será que la reversión tenga éxito.

La reversión de vasectomía pocas veces lleva a complicaciones graves. Algunos de los riesgos son:

  • Sangrado dentro del escroto. Esto puede llevar a la acumulación de sangre (hematoma), lo que provoca una inflamación dolorosa. Para reducir el riesgo de hematoma, sigue las indicaciones de tu médico de descansar, usar apoyo para el escroto, y aplicar hielo después de la cirugía. Pregúntale a tu médico si es necesario que evites la aspirina u otros tipos de medicamentos anticoagulantes antes y después de la cirugía.
  • Infección en el sitio de la cirugía. Si bien no son muy frecuentes, las infecciones son un riesgo de cualquier cirugía y pueden requerir tratamiento con antibióticos.
  • Dolor crónico. El dolor persistente después de la reversión de vasectomía es poco frecuente.

¿Cómo te preparas?

A continuación mencionamos algunas cosas a tener en cuenta al considerar la reversión de la vasectomía:

  • La reversión de la vasectomía puede ser costosa y quizás tu seguro no la cubra. Infórmate sobre los costos con anticipación.
  • Las reversiones de vasectomía por lo general son más exitosas cuando las realiza un cirujano capacitado que utiliza técnicas microquirúrgicas, incluyendo las que usan un microscopio quirúrgico.
  • El procedimiento es más exitoso cuando lo realiza un cirujano que hace este procedimiento regularmente y que lo ha hecho muchas veces.
  • Ocasionalmente el procedimiento requiere un tipo de reparación más compleja, que se conoce como vasoepididimostomía. Asegúrate de que el cirujano pueda realizar este procedimiento si fuera necesario.

Cuando elijas un médico, no tengas miedo de preguntar cuántas reversiones de vasectomía ha realizado, el tipo de técnicas que utilizó y con qué frecuencia las reversiones han resultado en embarazo. Además, pregunta sobre los riesgos y las posibles complicaciones del procedimiento.

Alimentos y medicamentos

Asegúrate de que conoces las medidas que debes adoptar antes de la cirugía. Es probable que tu médico te pida que suspendas ciertos medicamentos, lo que incluye anticoagulantes y analgésicos como aspirina o ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros), porque pueden aumentar el riesgo de sangrado.

Ropa y elementos personales

Trae ropa interior bien ajustada, como un suspensorio deportivo, para ponerte después de la cirugía. Esto servirá de apoyo para el escroto y mantendrá las vendas en su lugar.

Otras precauciones

Pídele a otra persona que te lleve a tu casa después de la cirugía. La cirugía por lo general dura entre dos y cuatro horas, o más. Quizás necesites más tiempo para recuperarte si el procedimiento se hace con anestesia general. Pregúntale a tu médico cuándo podrás volver a casa después de la cirugía.

Lo que puedes esperar

Reversión de la vasectomía

En una vasectomía, se efectúa un corte u obstrucción del tubo que transporta esperma desde cada testículo (conductos deferentes).

Antes del procedimiento

Antes de la cirugía de reversión de la vasectomía, probablemente tu médico quiera:

  • Ver tu historia clínica y realizar un examen físico. El médico querrá asegurarse de que no tengas problemas de salud que puedan complicar la cirugía.
  • Verificar si puedes producir espermatozoides sanos. Para la mayoría de los hombres, haber tenido un hijo antes es prueba suficiente. En casos excepcionales, si el médico no está seguro de que puedas producir espermatozoides sanos, podrías necesitar análisis adicionales.
  • Confirmar que tu pareja está en condiciones de tener un hijo. El médico querrá verificar si tu pareja tiene algún problema de fertilidad, sobre todo si nunca tuvo un hijo o si tiene más de 40 años. Esto puede requerir un examen ginecológico y otros estudios.

Las reversiones de la vasectomía generalmente se realizan en un hospital o en un centro quirúrgico. El procedimiento suele ser ambulatorio — no es necesaria la internación por la noche. Algunos cirujanos pueden hacer la cirugía en la clínica, pero querrás asegurarte de que el tuyo pueda hacer una reparación más compleja (vasoepididimostomía) en la clínica si fuera necesario.

La cirugía se puede hacer con anestesia general para que permanezcas inconsciente durante el procedimiento. Otra posibilidad es que el cirujano te dé un anestésico que impedirá que sientas dolor, pero que no te hará dormir (por ejemplo, una anestesia epidural, intradural o local).

La reversión de la vasectomía es más complicada que la vasectomía y generalmente se hace con microcirugía, en la que el cirujano usa un microscopio quirúrgico muy potente que magnifica hasta 40 veces el conducto deferente. Este tipo de cirugía requiere capacitación especializada y experiencia.

Los médicos que realizan esta cirugía por lo general vuelven a unir el conducto deferente de una de estas dos maneras:

  • Vasovasostomía. Mediante este procedimiento, el cirujano vuelve a unir con puntos los extremos seccionados de cada conducto que transporta los espermatozoides (conducto deferente).
  • Vasoepididimostomía. Esta cirugía une los conductos deferentes directamente al órgano pequeño que se encuentra detrás de cada testículo y que contiene los espermatozoides (epidídimo). Una vasoepididimostomía es más complicada que una vasovasostomía y, por lo general, se opta por hacerla cuando no se puede realizar una vasovasostomía o cuando no es probable que esta funcione.

La decisión de realizar una vasovasostomía y no una vasoepididimostomía depende de si se pueden observar espermatozoides cuando se analiza el líquido del conducto deferente en el momento de la cirugía.

Posiblemente no sepas de antemano que técnica necesitas. En la mayoría de los casos, el cirujano decide durante la operación cuál es la técnica más adecuada. A veces es necesaria una combinación de ambas técnicas quirúrgicas, una vasovasostomía de un lado y una vasoepididimostomía del otro. Cuanto más tiempo haya pasado desde la vasectomía más probable será que necesitarás una vasoepididimostomía de un lado, o de los dos.

Durante el procedimiento

Durante la cirugía, el médico realizará un pequeño corte (incisión) en el escroto. Esto dejará al descubierto el tubo que transporta los espermatozoides (conducto deferente) y lo liberará de los tejidos que lo rodean.

A continuación, el médico realizará un corte para abrir el conducto deferente y examinar el líquido que contiene. Si el líquido contiene espermatozoides, los extremos del conducto deferente pueden conectarse para restablecer el paso del esperma.

Si el líquido no contiene esperma, es posible que el tejido cicatricial esté bloqueando el flujo de los espermatozoides. En este caso, el médico puede optar por practicar una vasoepididimostomía.
La cirugía asistida por robot se ha usado para la reversión de la vasectomía, pero generalmente solo se requiere en casos selectos.

Después del procedimiento

Inmediatamente después de la cirugía, el médico cubrirá las incisiones con vendas. Deberás usar ropa interior bien ajustada, como un suspensorio, y aplicarte hielo para reducir la inflamación.

Es posible que estés dolorido durante varios días. Si el médico te coloca vendas sobre las incisiones después de la cirugía, pregúntale cuándo puedes retirarlas. Todos los puntos deben absorberse en un plazo de 7 a 10 días.

Cuando vuelvas a tu casa, tómate las cosas con calma e intenta limitar las actividades que pueden provocar que los testículos se muevan demasiado. A medida que pasa el efecto del anestésico, es posible que tengas algo de dolor e inflamación. En la mayoría de los hombres, el dolor no es intenso y desaparece después de algunos días o hasta una semana.

Además, el médico puede darte las siguientes instrucciones:

  • Usa un suspensorio durante varias semanas en todo momento, excepto al ducharte. Después de ese tiempo, deberás usarlo solamente al hacer ejercicio.
  • Durante los primeros dos días después de la cirugía, evita cualquier actividad que pueda hacer que se moje el lugar de la cirugía, como bañarte o nadar.
  • Limita las actividades que puedan forzar los testículos o el escroto, como trotar, practicar deportes, montar en bicicleta o levantar objetos pesados, durante al menos seis a ocho semanas después de la cirugía.
  • Si tienes un trabajo de oficina, probablemente podrás volver a trabajar algunos días después de la cirugía. Si tienes un trabajo más bien físico o un trabajo donde debes caminar mucho o conducir, consulta con tu médico para saber cuándo conviene que vuelvas a trabajar.
  • No mantengas relaciones sexuales ni eyacules hasta que el médico te indique que puedes hacerlo. La mayoría de los hombres necesitan abstenerse de las relaciones sexuales durante dos o tres semanas después de la cirugía.

Congelación de semen

Aunque generalmente no se requiera ni se recomiende, quizás elijas congelar esperma (criopreservación) en el caso de que la reversión de la vasectomía no tenga éxito. Si no puedes concebir mediante las relaciones sexuales, quizás aún puedas tener hijos por medio de técnicas de reproducción asistida como la fertilización in vitro.

Para más información sobre cómo determinar si congelar esperma en el momento de la vasectomía es adecuado para ti, lee la sección sobre “Costos y seguro médico” en la descripción sobre reversión de la vasectomía en la página.

Resultados

Después de la cirugía, el médico examinará tu semen bajo el microscopio para determinar si la operación tuvo éxito.

Es posible que el médico quiera analizar tu semen periódicamente. A menos que tu pareja quede embarazada, analizar el semen para ver si contiene espermatozoides es la única forma de saber si la reversión de vasectomía tuvo éxito.

Cuando la reversión de vasectomía tiene éxito, generalmente aparecen espermatozoides en el semen después de algunas semanas, pero algunas veces esto puede llevar un año o más. La probabilidad de lograr el embarazo depende de varios factores, incluidos el número y la calidad de los espermatozoides presentes y la edad de la mujer.

Si la reversión de vasectomía no funciona

A veces las reversiones de vasectomías fracasan si hay un problema no aparente con el testículo que no se puede reconocer durante la cirugía, o si se genera una obstrucción en algún momento después de la cirugía. Algunos hombres se someten a un segundo intento de cirugía de reversión de vasectomía si el procedimiento no funciona la primera vez.

También quizás puedas concebir hijo mediante la fertilización in vitro con semen congelado extraído en un análisis de semen durante la reversión de la vasectomía. El esperma se puede extraer directamente del testículo o del epidídimo en el momento de la cirugía para reversión o después. Los médicos generalmente no recomiendan la congelación de semen en el momento de la cirugía de reversión, ya que puede constituir un procedimiento extra innecesario.

¿Cómo elijo un cirujano?

Varios factores son importantes cuando se selecciona un cirujano especialista en fertilidad masculina y un equipo de atención médica, incluyendo experiencia, capacitación quirúrgica, tecnología y personal de apoyo.

Como la reversión de la vasectomía es un procedimiento muy especializado, la capacitación y experiencia del cirujano probablemente tendrán el mayor impacto en los resultados generales. Los cirujanos que tienen mayor capacitación para tratar la infertilidad masculina son los urólogos especializados en microcirugía y fertilidad masculina.

A pesar de que la mayoría de las reversiones de vasectomía solamente requerirán cirugía dentro del escroto, en algunos casos se requiere una reconstrucción dentro del abdomen. Esto a veces ocurre cuando el conducto deferente se ha bloqueado por causas distintas a la vasectomía, como después de la reparación de una hernia. En estos casos, con frecuencia la reparación tradicional del conducto deferente no se puede realizar y se requiere un procedimiento más complejo (reparación intraabdominal asistida por robot del conducto deferente). Muy pocos cirujanos tienen experiencia con las técnicas asistidas por robot o microscópicas tradicionales necesarias para realizar una reparación exitosa en casos como este.

Cuando elijas un médico, no tengas miedo de preguntar cuántas reversiones de vasectomía ha realizado, el tipo de técnicas que utilizó y con qué frecuencia las reversiones han resultado en embarazo.

¿Cómo puedo comparar los índices de éxito entre los distintos cirujanos?

Dada la complejidad del tema de la fertilidad en las parejas, los índices de éxito obtenidos con la reversión de la vasectomía resultan difíciles de definir. Además, el punto más importante para medir el éxito (un bebé sano) no suele reportarse en los estudios.

Los índices de éxito reportados después de la reversión de la vasectomía con frecuencia se simplifican mucho. Algunos cirujanos solo operan a los hombres con mayores probabilidades de tener un resultado exitoso (hombres más jóvenes y con menos tiempo transcurrido desde la vasectomía), lo cual puede aumentar de manera artificial los índices de éxito informados. Algunos profesionales solo informan los resultados si la vasovasostomía se realiza en ambos lados y excluyen los resultados de procedimientos más complejos y menos exitosos.

De manera similar, la definición del éxito no es la misma para todos los cirujanos. Algunos de ellos dirán que la reversión de la vasectomía fue exitosa si observan un espermatozoide en cualquier punto después del procedimiento, mientras que otros requieren la presencia de más de 1 millón de espermatozoides activos para considerarla exitosa.

Es importante saber que, después de cierto tiempo, un porcentaje de los hombres que tuvieron una reversión exitosa de la vasectomía sufrirán una insuficiencia y tendrán pocos espermatozoides, o ninguno, en la eyaculación. No resulta claro por qué sucede esto, pero puede ocurrir incluso varios meses después de un procedimiento inicialmente exitoso.

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de la reversión de vasectomía y de tecnología de reproducción asistida?

Los beneficios de la reversión de vasectomía incluyen la naturaleza mínimamente invasiva del procedimiento, el menor costo, la concepción natural, la capacidad de concebir más de un hijo sin procedimientos adicionales, la opción de congelar semen al momento de la reversión y la facilidad para obtener semen si se desea usar técnicas de reproducción asistida en el futuro.

Las desventajas incluyen la posible necesidad de someterte a otra reversión (si la reversión inicial no tiene éxito), los ocasionales recuentos de espermatozoides que no son adecuados para lograr un embarazo, y los datos limitados sobre los índices de éxito a largo plazo.

Las ventajas de las técnicas de reproducción asistida incluyen un mayor control de la programación del embarazo, la capacidad de funcionar con recuentos bajos de espermatozoides y los análisis cromosómicos opcionales en el embrión por implantar. Las desventajas son los costos, la posible necesidad de ciclos múltiples, las cuestiones relacionadas con la moral o la ética, y la necesidad de repetir estas técnicas cada vez que se desea un embarazo.

¿Qué debo tener en cuenta para decidir entre la reversión de la vasectomía y las técnicas de reproducción asistida?

Las prioridades individuales determinarán finalmente el procedimiento que elijas.

Por lo general, la reversión de la vasectomía tiende a ser una de las opciones menos costosas para lograr un embarazo después de una vasectomía. Podrías optar por la reversión de la vasectomía debido a preferencias morales o religiosas, limitaciones financieras, el deseo de tener más de un hijo o evitar los medicamentos para estimular la ovulación.

Las técnicas de reproducción asistida quizás sean una mejor opción si tu pareja es mayor (especialmente mayor de 37 a 40 años de edad), si solo quieres un hijo, y si quieres que se haga un estudio cromosómico.

Los costos de las técnicas de reproducción asistida son generalmente más altos. A pesar de que los costos varían significativamente, los costos en dólares calculados actuales son aproximadamente de $15,000 durante el primer ciclo y $5,000 para los siguientes ciclos., con frecuencia se requiere más de un ciclo para lograr un embarazo exitoso.

Además, los procedimientos para obtener y almacenar semen del testículo podrían tener un costo adicional en dólares de $2500 a $4000 con el agregado de $250 a $500 al año por el almacenamiento del semen congelado.

Las tasas de éxito de cada ciclo dependen de varios factores, incluida la calidad del semen y la edad y salud de la madre.

HIDROCELE

Descripción general

 

Un hidrocele es un tipo de inflamación del escroto que ocurre cuando se acumula líquido en el recubrimiento delgado que rodea el testículo. El hidrocele es frecuente en los recién nacidos y suele desaparecer sin tratamiento al año de vida. Los niños mayores y los hombres adultos pueden manifestar un hidrocele debido a inflamación o lesión dentro del escroto.

Un hidrocele no es usualmente doloroso o dañino y puede que no necesite ningún tratamiento. Sin embargo, si tienes hinchazón en el escroto, visita a tu médico para descartar otras causas.

Síntomas

 

Muchas veces, la única indicación de un hidrocele es una hinchazón sin dolor en ambos testículos.

Los hombres adultos con hidrocele pueden sufrir molestias debido al peso del escroto hinchado. El dolor, por lo general, es más intenso al aumentar el tamaño de la inflación. En ocasiones, las partes hinchadas pueden no estar tan hinchadas por la mañana y agrandarse durante el día.

¿Cuándo consultar al médico?

 

Consulta con tu médico si tú o tu hijo tienen inflamación escrotal. Es importante descartar otras causas de la hinchazón que puedan requerir tratamiento. Por ejemplo, un hidrocele puede asociarse a un punto débil en la pared abdominal que permite que un tramo del intestino se extienda hacia el escroto (hernia inguinal).

Normalmente, una hidrocele en bebés desaparece por sí sola. Sin embargo, si el hidrocele de tu bebé no desaparece después de un año o si aumenta de tamaño, pídele al médico de tu hijo que examine el hidrocele nuevamente.

Obtén tratamiento médico de inmediato si tú o tu hijo comienzan a padecer hinchazón o dolor grave y repentino en el escroto, especialmente después de varias horas de una lesión en el escroto. Estos signos y síntomas pueden ocurrir por varias afecciones, como el bloqueo del flujo sanguíneo en un testículo (torsión testicular). La torsión testicular se debe tratar a horas del comienzo de los signos y síntomas para poder salvar el testículo.

 

Causas

 

Bebés varones 

 

El hidrocele puede manifestarse antes del nacimiento. Normalmente, los testículos descienden desde la cavidad abdominal del bebé en desarrollo hasta el escroto. Cada testículo tiene un saco, lo que permite que cada uno esté rodeado de líquido. Generalmente, cada saco se cierra y el líquido es absorbido.

A veces, el líquido permanece una vez que se cierra el saco (hidrocele no comunicante). El líquido generalmente se absorbe de forma gradual en el primer año de vida. Sin embargo, algunas veces, el saco queda abierto (hidrocele comunicante). El saco puede cambiar de tamaño o puede fluir líquido hacia el abdomen si está comprimido. El hidrocele comunicante, generalmente, está asociado a una hernia inguinal.

Hombres mayores

 

Un hidrocele se puede desarrollar como resultado de una lesión o de una inflamación dentro del escroto. La inflamación puede deberse a una infección en el testículo o en el pequeño tubo en espiral ubicado detrás de cada testículo (epididimitis).

Factores de riesgo

 

La mayoría de los hidroceles están presentes al momento del nacimiento. Por lo menos, el 5 por ciento de los recién nacidos tiene hidrocele. Los bebés nacidos prematuramente presentan mayor riesgo de sufrir hidrocele.

Los factores de riesgo de desarrollar un hidrocele más adelante en la vida son:

  • Lesión o inflamación en el escroto.
  • Infección, incluso una infección de transmisión sexual.
 

Complicaciones

 

Un hidrocele no suele ser peligroso y, por lo general, no afecta a la fecundidad. Sin embargo, podría estar relacionado con alguna enfermedad testicular oculta que puede causar complicaciones graves, como:

  • Infección o tumores. Ambas pueden reducir la producción o la función del semen.
  • Hernia inguinal. El lazo intestinal atrapado en la pared abdominal puede conducir a complicaciones que ponen en riesgo la vida.
 

Diagnóstico

 

El médico comenzará con una exploración física. Es probable que comprenda lo siguiente:

  • Controlar si tienes sensibilidad en el escroto agrandado.
  • Aplicar presión en el abdomen y el escroto para verificar si padeces hernia inguinal.
  • Alumbrar una luz a través del escroto (transiluminación). Si tú o tu hijo padecen hidrocele, la transiluminación indicará la presencia de líquido transparente alrededor del testículo.
 

Después de eso, el médico podría recomendarte lo siguiente:

  • Análisis de sangre y orina para ayudar a determinar si tú o tu hijo tienen una infección, como la epididimitis.
  • Ecografía para descartar una hernia, un tumor testicular u otra causa de inflamación en el escroto.
 

Tratamiento

 

En los bebés varones, a veces, el hidrocele desaparece solo. Sin embargo, en varones de cualquier edad, es importante que un médico evalúe el hidrocele porque puede estar relacionado con un trastorno testicular preexistente.

Si el hidrocele no desaparece solo, es posible que sea necesario extraerlo quirúrgicamente, en general, con un procedimiento ambulatorio. La cirugía para extraer un hidrocele (hidrocelectomía) se puede llevar a cabo con anestesia general o anestesia regional. Se hace una incisión en el escroto o en la parte inferior del abdomen para extirpar la hidrocele. Si se encuentra una hidrocele durante una cirugía de reparación de una hernia inguinal, el cirujano podría extirparla incluso si no provoca molestias.

Después de una hidrocelectomía, es posible que te coloquen un tubo para drenar el líquido y un vendaje abultado por unos días. Es probable que el médico recomiende un examen de seguimiento ya que la hidrocele podría reaparecer.

HIPERPLASIA PROSTÁTICA BENIGNA O HPB

Descripción general 

La hiperplasia prostática benigna, también llamada «agrandamiento de la glándula prostática», es una afección frecuente a medida que los hombres envejecen. El agrandamiento de la glándula prostática puede provocar síntomas urinarios molestos, como el bloqueo del flujo de orina de la vejiga. También puede provocar problemas de vejiga, vías urinarias o riñón.

Existen varios tratamientos eficaces para el agrandamiento de la glándula prostática, entre ellos, medicamentos, terapias mínimamente invasivas y cirugía. Para elegir la mejor opción, tú y tu médico considerarán los síntomas, el tamaño de la próstata, otros trastornos de salud que puedas tener y tus preferencias.

Síntomas

En las personas con agrandamiento de próstata, la gravedad de los síntomas varía, pero tienden a empeorar gradualmente con el tiempo. Algunos signos y síntomas frecuentes de la hiperplasia prostática benigna son los siguientes:

  • Necesidad de orinar frecuentemente o con urgencia.
  • Aumento de la frecuencia de la orina por la noche (nicturia).
  • Dificultad para comenzar a orinar.
  • Flujo de orina débil o que se detiene y vuelve a comenzar.
  • Goteo después de orinar.
  • Imposibilidad de vaciar la vejiga por completo.

Los signos y síntomas menos frecuentes comprenden los siguientes:

  • Infección urinaria.
  • Imposibilidad de orinar.
  • Sangre en la orina.

El tamaño de la próstata no determina necesariamente la gravedad de los síntomas. Algunos hombres con agrandamiento leve de la próstata pueden tener síntomas importantes, en tanto que otros hombres con mayor agrandamiento de la próstata pueden tener solo síntomas leves.

En algunos casos, los síntomas se estabilizan con el tiempo e incluso pueden mejorar.

Otras causas posibles de síntomas urinarios

Las enfermedades que producen síntomas similares a los del agrandamiento de la próstata comprenden las siguientes:

  • Infección urinaria.
  • Inflamación de la próstata (prostatitis).
  • Estrechamiento de la uretra (constricción de la uretra).
  • Formación de cicatrices en el cuello de la vejiga como resultado de cirugías previas.
  • Cálculos en los riñones o en la vejiga.
  • Problemas de los nervios que controlan la vejiga.
  • Cáncer de próstata o de vejiga.

¿Cuándo consultar al médico?

Si tienes problemas urinarios, coméntalos con el médico. Aun si los síntomas urinarios no son molestos, es importante identificar o descartar causas de fondo. Los problemas urinarios sin tratar pueden provocar la obstrucción de las vías urinarias.

Si no logras orinar en absoluto, busca atención médica inmediata.

Causas


Comparación de glándulas prostáticas normales y más grandes

La glándula prostática se encuentra debajo de la vejiga. El conducto que transporta la orina desde la vejiga hacia el exterior del pene (uretra) pasa por el centro de la próstata. Cuando la próstata se agranda, comienza a obstruir el flujo de orina.

La mayoría de los hombres presentan un crecimiento continuo de la próstata a lo largo de la vida. En muchos hombres, este crecimiento continuo agranda la próstata lo suficiente como para provocar síntomas urinarios o para obstruir considerablemente el flujo de orina.

No queda totalmente claro qué provoca el agrandamiento de la próstata. Sin embargo, podría deberse a cambios en el equilibrio de las hormonas sexuales a medida que los hombres envejecen.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo del agrandamiento de la glándula prostática son los siguientes:

  • Envejecimiento. Es poco frecuente que el agrandamiento de la glándula prostática cause signos y síntomas en hombres menores de 40 años. Aproximadamente un tercio de los hombres experimentan síntomas de moderados a intensos a los 60 años, y aproximadamente la mitad lo hacen a los 80 años.
  • Antecedentes familiares. Tener un pariente consanguíneo, como un padre o un hermano, con problemas de próstata significa que es más probable que tengas problemas.
  • Diabetes y enfermedad cardíaca. Los estudios demuestran que la diabetes, así como la enfermedad cardíaca y el uso de betabloqueantes, podrían aumentar el riesgo de hiperplasia prostática benigna.
  • Estilo de vida. La obesidad aumenta el riesgo de hiperplasia prostática benigna, mientras que el ejercicio puede reducirlo.

Complicaciones

Las complicaciones del agrandamiento de la próstata pueden comprender:

  • Incapacidad repentina para orinar (retención urinaria). Es posible que necesites que te inserten un tubo (sonda) en la vejiga para drenar la orina. Algunos hombres con agrandamiento de la próstata requieren una cirugía para aliviar la retención urinaria.
  • Infecciones urinarias. La incapacidad para vaciar completamente la vejiga puede aumentar el riesgo de infección en las vías urinarias. Si las infecciones en las vías urinarias se presentan con frecuencia, es posible que necesites cirugía para extraer parte de la próstata.
  • Cálculos en la vejiga. Estos generalmente se producen debido a la incapacidad de vaciar completamente la vejiga. Los cálculos en la vejiga pueden causar infección, irritación de la vejiga, sangre en la orina y obstrucción del flujo de orina.
  • Daño en la vejiga. Si la vejiga no se ha vaciado por completo, esto puede hacer que se estire y se debilite con el tiempo. Como consecuencia, la pared muscular de la vejiga ya no se contrae correctamente, y esto hace que sea más difícil vaciar completamente la vejiga.
  • Daño renal. La presión en la vejiga debido a la retención urinaria puede dañar directamente los riñones o permitir que las infecciones en la vejiga lleguen a los riñones.

La mayoría de los hombres con agrandamiento de próstata no manifiesta estas complicaciones. No obstante, la retención urinaria aguda y el daño a los riñones pueden constituir peligros graves para la salud.

Se cree que el agrandamiento de la próstata no aumenta el riesgo de padecer cáncer de próstata.

Diagnóstico

Tu médico comenzará haciendo preguntas detalladas sobre tus síntomas y te hará una exploración física. Es probable que este examen inicial comprenda:

  • Tacto rectal. El médico inserta un dedo en el recto para controlar la próstata y detectar agrandamiento.
  • Análisis de orina. El análisis de una muestra de orina puede ayudar a descartar una infección u otras afecciones que pueden ocasionar síntomas similares.
  • Análisis de sangre. Los resultados pueden indicar problemas renales.
  • Análisis de sangre para el antígeno prostático específico. El antígeno prostático específico es una sustancia que se produce en la próstata. Los niveles de antígeno prostático específico aumentan en casos de agrandamiento de la próstata. Sin embargo, los niveles elevados de antígeno prostático específico pueden deberse a procedimientos recientes, infección, cirugía o cáncer de próstata.

Después de eso, el médico te puede recomendar pruebas adicionales para ayudar a confirmar el agrandamiento de la próstata y descartar otras enfermedades. Estas pruebas comprenden las siguientes:

  • Prueba del flujo urinario. Debes orinar en un recipiente que está conectado a una máquina que mide la fuerza y la cantidad de tu flujo urinario. Los resultados de la prueba ayudan a determinar si tu afección mejora o empeora con el tiempo.
  • Prueba de orina residual posterior al vaciado. Esta prueba mide si puedes vaciar tu vejiga por completo. Esta prueba puede hacerse utilizando una ecografía o introduciendo una sonda en la vejiga después de orinar para medir el volumen de orina que queda en la vejiga.
  • Diario de vaciado de 24 horas. Registrar la frecuencia y la cantidad de orina puede resultar especialmente útil si más de un tercio de la eliminación de orina diaria ocurre por la noche.

Si tu trastorno es más complejo, es posible que el médico recomiende:

  • Ecografía transrectal. Se inserta una sonda ecográfica en el recto para medir y evaluar la próstata.
  • Biopsia de la próstata. La ecografía transrectal guía a las agujas que se utilizan para tomar muestras de tejido (biopsias) de la próstata. El examen del tejido puede ayudar al médico a diagnosticar o descartar el cáncer de próstata.
  • Estudios urodinámicos y de presión de flujo. Se inserta una sonda por la uretra hasta llegar a la vejiga. Se inyecta agua (o, con menos frecuencia, aire) lentamente en la vejiga. Así, el médico puede medir la presión en la vejiga y determinar cómo funcionan los músculos de la vejiga. Por lo general, estos estudios se realizan solo a hombres con presuntos problemas neurológicos y a hombres que se han sometido a un procedimiento de próstata anterior y siguen teniendo síntomas.
  • Cistoscopia. Se inserta un instrumento flexible y con luz (cistoscopio) dentro de la uretra, que le permite al médico ver el interior de la uretra y la vejiga. Te administrarán un anestésico local antes de realizar esta prueba.

Tratamiento

Se dispone de una gran variedad de tratamientos para el agrandamiento de la próstata, entre ellos medicación, terapias y cirugía mínimamente invasivas. La mejor opción de tratamiento para ti depende de varios factores, entre ellos los siguientes:

  • El tamaño de tu próstata.
  • La edad.
  • Tu salud en general.
  • La intensidad de malestar o incomodidad que sientas.

Si los síntomas son tolerables, puedes decidir posponer el tratamiento y simplemente controlar los síntomas. Para algunos hombres, los síntomas pueden disminuir sin un tratamiento.

Medicamentos

Los medicamentos son el tratamiento más frecuente para los síntomas de leves a moderados del agrandamiento de próstata. Entre las opciones se incluyen las siguientes:

  • Alfabloqueadores. Estos medicamentos relajan los músculos del cuello vesical y las fibras musculares de la próstata, lo que facilita la micción. Los alfabloqueadores, que incluyen alfuzosina, doxazosina, tamsulosina y silodosina, por lo general funcionan con rapidez en hombres con próstatas relativamente pequeñas. Los efectos secundarios podrían incluir mareos y una enfermedad inofensiva en la cual el semen vuelve hacia atrás e ingresa en la vejiga en lugar de salir por la punta del pene (eyaculación retrógrada).
  • Inhibidores de la 5-alfa reductasa. Estos medicamentos achican la próstata, ya que previenen los cambios hormonales que producen su crecimiento. Estos medicamentos, que incluyen finasterida y dutasterida, podrían tardar hasta seis meses en surtir efecto. Los efectos secundarios incluyen eyaculación retrógrada.
  • Terapia con combinación de medicamentos. El médico te puede recomendar que tomes un alfabloqueador y un inhibidor de la 5-alfa reductasa al mismo tiempo, si por separado ninguno de ellos es efectivo.
  • Tadalafil. Hay estudios que sugieren que este medicamento, que a menudo se administra para tratar la disfunción eréctil, también puede tratar el agrandamiento de próstata.

Terapia mínimamente invasiva o quirúrgica

Se puede recomendar la terapia mínimamente invasiva o quirúrgica en los siguientes casos:

  • Tienes síntomas de moderados a graves.
  • Los medicamentos no han aliviado los síntomas.
  • Tienes una obstrucción en las vías urinarias, cálculos en la vejiga, sangre en la orina o problemas renales.
  • Prefieres un tratamiento definitivo.

Es posible que la terapia mínimamente invasiva o quirúrgica no sea una opción, si presentas lo siguiente:

  • Una infección en las vías urinarias sin tratar.
  • Trastorno de estenosis uretral.
  • Historia clínica de radioterapia de próstata o cirugía de las vías urinarias.
  • Un trastorno neurológico, como la enfermedad de Parkinson o esclerosis múltiple.

Cualquier tipo de procedimiento en la próstata puede producir efectos secundarios. Según el procedimiento que elijas, las complicaciones podrían incluir las siguientes:

  • Circulación inversa del semen hacia dentro de la vejiga en lugar de salir del pene durante la eyaculación (eyaculación retrógrada).
  • Dificultad temporal para orinar.
  • Infección de las vías urinarias.
  • Sangrado.
  • Disfunción eréctil.
  • En muy pocas ocasiones, pérdida de control de la vejiga (incontinencia).

Existen varios tipos de terapias mínimamente invasivas o quirúrgicas.

Resección transuretral de la próstata (TURP)

Se introduce un endoscopio iluminado en la uretra y el cirujano extrae todo salvo la parte externa de la próstata. Por lo general, la resección transuretral de la próstata alivia los síntomas con rapidez, y la mayoría de los hombres tienen un flujo de orina más fuerte muy pronto después del procedimiento. Después de la resección transuretral de la próstata, es posible que necesites un catéter para drenar la vejiga durante un tiempo.

Incisión transuretral de la próstata (TUIP)

Se introduce un endoscopio iluminado en la uretra y el cirujano realiza una o dos incisiones pequeñas en la glándula prostática, lo que facilita el paso de la orina a través de la uretra. Esta cirugía puede ser una buena opción si tienes la próstata pequeña o moderadamente agrandada, en especial si tienes problemas de salud que hacen que otras cirugías sean demasiado riesgosas.

Termoterapia transuretral por microondas (TUMT)

El médico introduce un electrodo especial a través de la uretra hasta el área de la próstata. Las microondas del electrodo destruyen la parte interna de la próstata agrandada, por lo que esta se achica y se facilita el flujo de orina. Es posible que la termoterapia transuretral por microondas solamente alivie los síntomas en forma parcial, y puede llevarte un tiempo notar los resultados. Por lo general, esta cirugía solo se usa en próstatas pequeñas en circunstancias especiales porque puede ser necesario repetir el tratamiento.

Ablación transuretral con aguja (TUNA)

En este procedimiento ambulatorio, se introduce un endoscopio por la uretra, que permite que el médico coloque agujas en la glándula prostática. Se pasan ondas de radio a través de las agujas para calentar y destruir el exceso de tejido prostático que bloquea el flujo de orina.

Este procedimiento podría ser una buena opción si sangras con facilidad o tienes otros problemas de salud. Sin embargo, al igual que la termoterapia transuretral por microondas, es posible que la ablación transuretral con aguja solamente alivie los síntomas en forma parcial, y los resultados podrían tardar en notarse.

 

Terapia con láser 

Un láser de alta energía destruye o elimina el exceso de tejido prostático.

La terapia láser suele aliviar los síntomas de inmediato y tiene menos riesgo de efectos secundarios que la cirugía sin láser. La terapia láser podría usarse en hombres que no deberían 

Entre las opciones de la terapia láser se incluyen las siguientes:someterse a otros procedimientos prostáticos porque toman medicamentos anticoagulantes.

  • Procedimientos ablativos. Estos procedimientos vaporizan el tejido prostático obstructivo para aumentar el flujo de orina. Los ejemplos comprenden la vaporización fotoselectiva de la próstata (PVP) y la ablación de la próstata por láser de holmio (HoLAP). Los procedimientos ablativos pueden causar síntomas de irritación urinaria después de la cirugía, por lo que, en algunos casos poco frecuentes, puede requerirse otro procedimiento de resección en algún momento.
  • Procedimientos enucleativos. Los procedimientos enucleativos, como la enucleación prostática con láser de holmio (HoLEP), por lo general extraen todo el tejido prostático que bloquea el flujo de orina y evitan que vuelva a crecer. El tejido extraído puede analizarse para detectar cáncer de próstata y otras enfermedades. Estos procedimientos son similares a la prostatectomía abierta.
 

Elevación de próstata (PUL)

En este procedimiento transuretral relativamente nuevo, se utilizan placas especiales para comprimir los lados de la próstata y así aumentar el flujo de orina. Se podría recomendar este procedimiento si tienes síntomas en las vías urinarias inferiores. Sin embargo, la elevación de próstata podría no ser tan efectiva para reducir los síntomas urinarios de largo plazo como la resección transuretral de la próstata. Se necesitan más investigaciones. También se podría ofrecer la elevación de próstata a algunos hombres preocupados sobre el efecto del tratamiento sobre la disfunción eréctil y los problemas eyaculatorios, ya que el efecto sobre la eyaculación y la función sexual es mucho mejor con la elevación de próstata que con la resección transuretral de la próstata.

Embolización

En este procedimiento en etapa de prueba, se bloquea selectivamente el suministro de sangre hacia la próstata o desde ella, para que se reduzca su tamaño. No se dispone de datos de largo plazo sobre la eficacia de este procedimiento.

Prostatectomía abierta o asistida por robot

El cirujano realiza una incisión en la parte inferior del abdomen para alcanzar la próstata y extraer tejido. La prostatectomía abierta suele realizarse si tienes una próstata muy grande, daños en la vejiga u otros factores de complicación. Por lo general, la cirugía requiere una internación hospitalaria breve y está asociada con un riesgo mayor de requerir una transfusión de sangre.

Atención de seguimiento

La atención de seguimiento dependerá de la técnica específica utilizada para tratar el agrandamiento de próstata.

El médico podría recomendar que limites levantar objetos pesados y realizar ejercicio en exceso durante siete días si te sometes a una ablación con láser, una ablación con aguja transuretral o una termoterapia transuretral con microondas. Si te sometes a una prostatectomía abierta o asistida por robot, es posible que debas restringir la actividad durante seis semanas.

Recomendaciones generales

Para ayudar a controlar los síntomas del agrandamiento de la próstata, intenta lo siguiente:

  • Limita el consumo de bebidas por la noche. No bebas nada una hora o dos antes de acostarte para evitar levantarte en medio de la noche para ir al baño.
  • Limita el consumo de cafeína y alcohol. Estas sustancias pueden aumentar la producción de orina, irritar la vejiga y empeorar los síntomas.
  • Limita el consumo de descongestionantes o antihistamínicos. Estos medicamentos contraen la banda de músculos que se encuentra alrededor de la uretra y que controla el flujo de orina, y esto hace difícil orinar.
  • Ve al baño apenas sientas la necesidad. Esperar demasiado puede estirar excesivamente el músculo de la vejiga y causar daño.
  • Programa las visitas al baño. Intenta orinar en horarios regulares (por ejemplo, cada cuatro a seis horas durante el día) para «volver a entrenar» la vejiga. Esto puede ser especialmente útil si vas al baño con mucha frecuencia y sientes una necesidad intensa.
  • Sigue una dieta saludable. La obesidad está asociada al agrandamiento de la próstata.
  • Mantenerte activo. La inactividad contribuye a la retención de orina. Incluso una pequeña cantidad de ejercicio ayuda a reducir los problemas urinarios causados por el agrandamiento de la próstata.
  • Orina, y luego vuelve a orinar unos minutos después. Esta práctica se conoce como «doble vaciado».
  • Mantente caliente. Las temperaturas bajas pueden ocasionar retención de la orina y aumentar la necesidad de orinar.

Medicina alternativa

La Administración de Alimentos y Medicamentos no ha aprobado ningún medicamento a base de hierbas para el tratamiento de la próstata agrandada.

Los estudios sobre las terapias con hierbas como tratamiento para la próstata agrandada han tenido resultados dispares. Un estudio descubrió que el extracto de palma enana es tan efectivo como la finasterida para aliviar los síntomas de la hiperplasia prostática benigna, aunque no se redujeron los volúmenes prostáticos. Sin embargo, un estudio posterior controlado por placebo no encontró evidencias de que la palma enana fuera mejor que un placebo.

Se ha sugerido que otros tratamientos de hierbas (como los extractos de beta-sitosterol, pygeum y ballico) son útiles para reducir los síntomas de agrandamiento de próstata. Sin embargo, no se ha demostrado la seguridad y eficacia a largo plazo de estos tratamientos.

Si tomas algún remedio de hierbas, díselo al médico. Algunos productos de hierbas pueden aumentar el riesgo de sangrado o interferir en la acción de otros medicamentos que estés tomando.

CIRCUNSICIÓN

Descripción general

 

Durante una circuncisión, el prepucio, o sea la piel que recubre la punta del pene, es removido.

Es una sencilla intervención quirúrgica en la cual se corta el prepucio, que es la piel que recubre el glande y se libera el frenillo que es la banda de tejido que está bajo la punta del glande. Como resultado, el glande (punta o cabeza del pene) se deja al descubierto en forma permanente. La mayoría de las veces, se hace con anestesia local. A veces, por diversas razones, se realiza con local y sedación. El procedimiento es de carácter ambulatorio, en el adulto se realiza en un consultorio médico, y no requiere hospitalización, y en el niño se realiza con sedación y anestesia local en un centro médico ambulatorio.

¿Qué beneficios tiene la circuncisión?

 
  • Prevenir las infecciones del tracto urinario.
  • Mayor higiene.
  • Prevenir el cáncer de pene en los varones adultos. Sin embargo, esta enfermedad es muy rara en todos los hombres, independientemente de que hayan o de que no hayan sido circuncidados.
  • Algunos estudios muestran que la circuncisión puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer cervical en las compañeras sexuales femeninas.
  • También ayuda a prevenir ciertos problemas con el pene, tales como infecciones e hinchazón.
 

¿Cuáles son los riesgos de la circuncisión?

 

Como cualquier procedimiento quirúrgico, la circuncisión tiene algunos riesgos. Sin embargo, la tasa de problemas después de la circuncisión es baja.

El sangrado y la infección en el área circuncidada son los problemas más comunes. Este problema por lo general disminuye después de unos pocos días.

¿Cómo debo cuidar la herida después de la circuncisión?

 

Limpie cuidadosamente el área con agua cada día. Es normal que el pene se hinche un poco después de la circuncisión. Probablemente se forme una costra de color claro sobre el área.

Normalmente se toma entre diez y doce días para que el pene sane después de la circuncisión.

Después de la circuncisión usted puede notar una pequeña cantidad de sangre en el vendaje. El vendaje debe cambiarse varias veces al día los primeros 2 días para evitar que éste se adhiera a la piel. Esto ayudará a prevenir la infección. Las señas de infección incluyen una temperatura mayor de 38,0°C, enrojecimiento, hinchazón y secreción amarillenta, y deberás llamar al urólogo que te operó.

¿Cómo se realiza la circuncisión?

 

Se coloca un anestésico (medicamento para insensibilizar) local durante el procedimiento, el cual se puede inyectar en la base del pene, en el cuerpo de éste para reducir la molestia.

Existe una variedad de formas de llevar a cabo una circuncisión. En los niños lo más común, el prepucio se estira desde la cabeza del pene y se sujeta con un dispositivo de abrazadera de plástica.

La circuncisión cicatriza en 5 a 7 días. Cuando la abrazadera es de plástico, se ata una sutura firmemente alrededor del prepucio, lo cual presiona el tejido dentro de un surco en el plástico sobre la cabeza del pene. En un período de 7 a 10 días, el plástico que cubre el pene cae por sí solo, dejando la circuncisión completamente cicatrizada.

La circuncisión de adolescentes y adultos se hace generalmente con anestesia local en el consultorio o con sedación y local en un centro médico ambulatorio. Se extirpa el prepucio y se sutura sobre la piel restante del pene. Se utilizan puntos de sutura que se disuelven (suturas absorbibles), las cuales se absorben en 3 a 4 semanas. 

ENFERMEDAD DE PEYRONIE

Descripción general

 

La enfermedad de Peyronie es el desarrollo de tejido fibroso cicatricial dentro del pene que causa erecciones curvas y dolorosas. Los penes tienen distintas formas y tamaños, y tener una erección curva no necesariamente debe ser una preocupación. Sin embargo, en algunos hombres, la enfermedad de De la Peyronie causa una curvatura significativa o dolor.

Esto puede evitar que tengas relaciones sexuales, o que te sea difícil lograr o mantener una erección (disfunción eréctil). Para muchos hombres, la enfermedad de De la Peyronie también causa estrés y ansiedad.

En ocasiones, la enfermedad de Peyronie desaparece sola. Pero, en la mayoría de los casos, se mantendrá estable o empeorará. Puede ser necesario realizar un tratamiento si la curvatura es lo suficientemente grave para evitar tener relaciones sexuales satisfactorias. 

Síntomas

 

Los signos y síntomas de la enfermedad de Peyronie pueden aparecer de repente o presentarse de manera gradual.

Los signos y síntomas más frecuentes son los siguientes:

  • Tejido cicatricial. El tejido cicatricial (placas) asociado con la enfermedad de De la Peyronie puede sentirse debajo de la piel del pene como bultos planos o una banda de tejido duro.
  • Una curvatura significativa del pene. El pene puede curvarse hacia arriba, hacia abajo o doblarse hacia un costado. En algunos casos, el pene erecto puede tener una apariencia estrecha, con surcos o en forma de reloj de arena, con una banda ajustada y angosta alrededor del cuerpo del pene.
  • Problemas de erección. La enfermedad de De la Peyronie puede causar problemas para alcanzar o mantener una erección (disfunción eréctil).
  • Acortamiento del pene. El pene podría acortarse como resultado de la enfermedad de Peyronie.
  • Dolor. Puedes tener dolor peniano, con o sin una erección.
 

La curvatura asociada con la enfermedad de De la Peyronie puede empeorar gradualmente. Sin embargo, es común que, en algún momento, se estabilice.

Por lo general, el dolor durante las erecciones mejora en un plazo de uno a dos años, aunque el tejido cicatricial y la curvatura suelen permanecer. En algunos casos, tanto la curvatura como el dolor asociados con la enfermedad de De la Peyronie mejoran sin tratamiento.

¿Cuándo consultar al médico?

 

Consulta con el médico si notas una curvatura o cambios en la dirección de la erección., si el dolor o la curvatura del pene impide que tengas relaciones sexuales o te causa ansiedad.

Causas

Pene erecto y pene flácido

La causa de la enfermedad de Peyronie no es exactamente clara, aunque, al parecer, intervienen varios factores.

Se cree que la enfermedad de Peyronie suele ser causa de lesiones reiteradas en el pene. Por ejemplo, el pene podría sufrir daños durante las relaciones sexuales, la actividad atlética o como consecuencia de un accidente. Sin embargo, muy a menudo, no se recuerda ningún traumatismo específico en el pene.

Durante el proceso de curación, se forma tejido cicatricial de manera desorganizada, lo cual puede producir un nódulo palpable o el desarrollo de una curvatura.

Cada lado del pene contiene un tubo como una esponja (cuerpo cavernoso) con muchos vasos sanguíneos pequeños. Cada uno de los cuerpos cavernosos está recubierto por una vaina de tejido elástico llamada «túnica albugínea», que se estira durante una erección.

Cuando te excitas, aumenta el flujo sanguíneo hacia estas cavidades. A medida que las cavidades se llenan de sangre, el pene se expande, se endereza y se endurece en una erección.

En la enfermedad de Peyronie, cuando el pene se pone erecto, la zona con tejido cicatricial no se estira, y el pene se dobla o se deforma, lo cual puede ser doloroso.

En algunos hombres, la enfermedad de Peyronie aparece gradualmente y no parece estar relacionada con una lesión. Los investigadores están estudiando si la enfermedad de Peyronie podría estar relacionada con un rasgo hereditario o con ciertas afecciones médicas.

Factores de riesgo

 

Una lesión leve en el pene no siempre conduce a la enfermedad de Peyronie. Sin embargo, varios factores pueden contribuir a una curación deficiente de las heridas y a la acumulación de tejido cicatricial, que pueden intervenir en la enfermedad de Peyronie. Algunos de ellos son:

  • Factor hereditario. Si tu padre o tu hermano tienen la enfermedad de Peyronie, tienes un mayor riesgo de sufrirla.
  • Trastornos del tejido conjuntivo. Los hombres que tienen un trastorno del tejido conjuntivo parecen tener mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Peyronie. Por ejemplo, algunos hombres que padecen la enfermedad de Peyronie también tienen un engrosamiento similar a un cordón que atraviesa la palma de la mano y que hace que los dedos queden flexionados hacia adentro (contractura de Dupuytren).
  • Edad. La prevalencia de la enfermedad de Peyronie aumenta con la edad, especialmente, en hombres mayores de 55 años.
 

Otros factores —entre ellos, ciertos trastornos de salud, fumar y algunos tipos de cirugía de próstata— podrían estar relacionados con la enfermedad de Peyronie.

Complicaciones

 

Las complicaciones de la enfermedad de Peyronie podrían comprender:

  • Incapacidad para tener relaciones sexuales.
  • Dificultad para alcanzar o mantener una erección (disfunción eréctil).
  • Ansiedad o estrés sobre las capacidades sexuales o la apariencia del pene.
  • Problemas en la relación con tu pareja sexual.
  • Dificultad para concebir un hijo porque las relaciones sexuales son difíciles o imposibles.
 

Diagnóstico

 

Una exploración física suele ser suficiente para identificar la presencia de tejido cicatricial en el pene y diagnosticar la enfermedad de Peyronie. En raras ocasiones, otras afecciones causan síntomas similares y tienen que descartarse.

Las pruebas para diagnosticar la enfermedad de Peyronie y comprender exactamente qué está causando los síntomas pueden comprender las siguientes:

  • Exploración física. El médico puede tocar (palpar) el pene cuando no está erecto para identificar la ubicación y la cantidad de tejido cicatricial. También podría medir el largo del pene. Si la afección continúa empeorando, esta medición inicial ayuda a determinar si el pene se ha acortado.
El médico también puede pedirte que traigas fotografías de tu pene erecto tomadas en tu hogar. Esto puede determinar el grado de curvatura, la ubicación del tejido cicatricial u otros detalles que podrían ayudar a identificar el mejor enfoque de tratamiento.
  • Otras pruebas. El médico puede pedir una ecografía u otras pruebas para examinar el pene cuando está erecto. Antes de tomar imágenes del pene, es probable que recibas una inyección directamente en el pene que provoque la erección. La ecografía es la prueba usada con más frecuencia para detectar las anomalías del pene. Las pruebas por ecografía usan ondas sonoras para producir imágenes de los tejidos blandos. Estas pruebas pueden mostrar la presencia de tejido cicatricial, el flujo de sangre hacia el pene y cualquier otra anomalía.
 

Tratamiento

 

El médico podría recomendarte un enfoque que consiste en esperar y ver (conducta expectante) si:

  • La curvatura del pene no es grave y no sigue empeorando.
  • Tienes erecciones y relaciones sexuales sin dolor o con dolor leve.
  • Tienes una buena función eréctil.
 

Si los síntomas son graves o empeoran con el tiempo, el médico podría recomendarte medicamentos o cirugía.

Medicamentos

 

Se han probado varios medicamentos orales para tratar la enfermedad de Peyronie, pero no se ha demostrado que resulten eficaces de forma constante y no son tan eficaces como la cirugía.

La pentoxifilina es un medicamento oral que se utiliza para tratar la enfermedad de Peyronie. Cuando se toma durante varios meses, el medicamento puede reducir la cantidad de tejido cicatricial; sin embargo, no se sabe exactamente cómo lo hace.

En algunos casos, el hecho de inyectar medicamentos directamente en el pene puede reducir tanto la curvatura como el dolor asociados con la enfermedad de Peyronie. En función del tratamiento, es posible que se te administre un anestésico local para prevenir el dolor durante las inyecciones.

Si te sometes a uno de estos tratamientos, es probable que recibas varias inyecciones durante varios meses. La evidencia sobre la eficacia de las inyecciones penianas es limitada. Estos medicamentos también se pueden utilizar en combinación con medicamentos orales.

Algunos medicamentos son los siguientes:

  • Colagenasa. El único medicamento aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration) para el tratamiento de la enfermedad de Peyronie es la colagenasa de Clostridium histolyticum (Xiaflex). Este medicamento se aprobó para su uso en hombres adultos con curvaturas moderadas a intensas y un nódulo palpable.
Se demostró que este tratamiento mejora la curvatura y las molestias relacionadas con la enfermedad de Peyronie. El tratamiento funciona destruyendo la acumulación de colágeno que causa la curvatura peniana. La colagenasa parece ser más eficaz cuando se la utiliza en combinación con el «modelado», que consiste en forzar el pene a doblarse en la dirección opuesta a la de la curvatura.
  • Verapamilo. Este es un medicamento que habitualmente se utiliza para tratar la presión arterial alta. Parece alterar la producción de colágeno, una proteína que puede ser un factor clave en la formación del tejido cicatricial en la enfermedad de De la Peyronie. El medicamento se tolera bien y también parece reducir el dolor.
  • Interferón. Es un tipo de proteína que parece alterar la producción de tejido fibroso y ayudar a romperlo. En un ensayo controlado con placebo, se observó una mejoría al utilizar este tratamiento en comparación con un placebo.
 

Cirugía

 

Picatura de Nesbit

El médico te podría recomendar una cirugía si la deformidad del pene es grave, lo suficientemente molesta o no te permite tener relaciones sexuales. La cirugía no suele recomendarse hasta que no hayas tenido la afección durante, al menos, un año, y la curvatura del pene deje de aumentar y se estabilice durante, por lo menos, seis meses.

Los métodos quirúrgicos frecuentes son:

  • Sutura (plicatura) del costado no afectado. Se pueden usar varios procedimientos para realizar una sutura (plicatura) del costado más largo del pene (el lado que no tiene tejido cicatricial). Esto endereza el pene, aunque se suele limitar a curvaturas menos graves y podría producir un mayor acortamiento peniano real o aparente.
La plicatura de Nesbit es un ejemplo de ese tipo de procedimiento. En algunos casos, este tipo de cirugía causa disfunción eréctil.
  • Incisión o escisión e injerto. Con este tipo de cirugía, el cirujano realiza un corte o más en el tejido cicatricial, lo que permite que el prepucio se estire y el pene se enderece. El cirujano puede retirar parte del tejido cicatricial. Por lo general, se cose un trozo de tejido (injerto) para tapar los orificios en la túnica albugínea. El injerto puede ser de tu propio cuerpo, de tejido humano o animal, o de un material sintético. En general, este procedimiento se utiliza en casos de curvaturas o deformidades más graves, como las hendiduras. Este procedimiento se relaciona con riesgos mayores de empeorar la disfunción eréctil cuando se compara con los procedimientos de plicatura.
  • Implantes penianos. Los implantes penianos insertados quirúrgicamente reemplazan el tejido esponjoso que se llena con sangre durante una erección. Los implantes pueden ser semirrígidos, que se doblan manualmente hacia abajo la mayoría del tiempo y se levantan para las relaciones sexuales. Otro tipo de implante se infla con una bomba implantada en el escroto. Se pueden considerar los implantes penianos si tienes la enfermedad de De la Peyronie y disfunción eréctil. Cuando coloca los implantes, el cirujano puede realizar procedimientos adicionales para mejorar la curvatura, si fuera necesario.
 

El tipo de cirugía que se realice dependerá de tu trastorno. El médico considerará la ubicación del tejido cicatricial, la gravedad de los síntomas y otros factores. Si no estás circuncidado, el médico podría recomendarte que te realices una circuncisión durante la cirugía.

En función del tipo de cirugía que te realicen, es posible que puedas abandonar el hospital el mismo día o, tal vez, debas quedarte hasta el día siguiente. El cirujano te informará cuánto deberás esperar para regresar al trabajo, pero, en la mayoría de los casos, son unos pocos días. Después de la cirugía para tratar la enfermedad de De la Peyronie, deberás esperar entre cuatro y ocho semanas para volver a tener actividad sexual.

Otros tratamientos

 

Una técnica conocida como «iontoforesis» usa corriente eléctrica para administrar una combinación de verapamilo y un esteroide de manera no invasiva a través de la piel. Las investigaciones disponibles han demostrado resultados contradictorios sobre la curvatura peniana y la función eréctil.

Se están investigando varios tratamientos sin fármacos para la enfermedad de Peyronie, pero la evidencia sobre su eficacia y posibles efectos secundarios es escasa. Entre ellos, se encuentran el uso de ondas sonoras intensas para destruir el tejido cicatricial (terapia con onda de choque), dispositivos para estirar el pene (terapia de tracción peniana) y radioterapia.

DISFUNCIÓN ERÉCTIL

Descripción general

 
 

Pene erecto y pene flácido

La disfunción eréctil (impotencia) es la incapacidad para conseguir una erección o mantenerla con la suficiente firmeza para tener una relación sexual.

Tener problemas de erección de vez en cuando no es necesariamente un motivo para preocuparse.

Si la disfunción eréctil es un problema continuo, sin embargo, puede provocar estrés, afectar la confianza en ti mismo y contribuir a causar problemas en las relaciones. Los problemas para conseguir o mantener una erección también pueden ser un signo de una enfermedad no diagnosticada que necesita tratamiento y un factor de riesgo de enfermedades cardíacas.

Si estás preocupado acerca de la disfunción eréctil, conversa con el médico, incluso si te avergüenza. A veces, el tratamiento de una enfermedad no diagnosticada es suficiente para revertir la disfunción eréctil. En otros casos, podrían necesitarse medicamentos u otros tratamientos directos. 

Síntomas

 

Los síntomas de la disfunción eréctil pueden comprender:

  • Problemas persistentes para tener una erección.
  • Problemas persistentes para mantener la erección.
  • Disminución persistente del deseo sexual.
 

¿Cuándo consultar al médico?

 

El médico de cabecera es la persona indicada para consultar primero cuando tienes problemas eréctiles. Consulta con el médico en los siguientes casos:

  • Te preocupan tus erecciones o tienes otros problemas sexuales, como eyaculación precoz o tardía.
  • Tienes diabetes, enfermedad cardíaca u otro trastorno conocido que pueda estar asociado con la disfunción eréctil.
  • Tienes otros síntomas además de la disfunción eréctil.
 

Causas

 

La excitación sexual masculina es un proceso complejo que involucra al cerebro, las hormonas, las emociones, los nervios, los músculos y los vasos sanguíneos. La disfunción eréctil puede ser el resultado de un problema con alguno de dichos factores. Del mismo modo, el estrés y las inquietudes relacionadas con la salud mental pueden provocar disfunción eréctil o empeorarla.

A veces, la disfunción eréctil se debe a una combinación de cuestiones físicas y psicológicas. Por ejemplo, una enfermedad física menor que hace que tu respuesta sexual sea más lenta puede generarte ansiedad con respecto a mantener una erección. Esta ansiedad puede provocar o empeorar la disfunción eréctil.

Causas físicas de la disfunción eréctil


En muchos casos, la disfunción eréctil se debe a factores físicos. Algunas de las causas más frecuentes son:

  • Enfermedad cardíaca.
  • Vasos sanguíneos obstruidos (ateroesclerosis).
  • Nivel de colesterol alto.
  • Presión arterial alta.
  • Diabetes.
  • Obesidad.
  • Síndrome metabólico: afección que implica un aumento en la presión arterial, niveles altos de insulina, grasa corporal alrededor de la cintura y niveles altos de colesterol.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Esclerosis múltiple.
  • Determinados medicamentos con receta.
  • Consumo de tabaco.
  • Enfermedad de De la Peyronie: tejido cicatricial dentro del pene.
  • Abuso de alcohol y de otras sustancias.
  • Trastornos del sueño.
  • Tratamientos contra el cáncer de próstata o el agrandamiento de la próstata.
  • Cirugías o lesiones que afecten la zona pélvica o la médula espinal.
 

Causas psicológicas de la disfunción eréctil


El cerebro cumple una función clave en la activación de los sucesos físicos que provocan una erección, los cuales empiezan con la sensación de excitación sexual. Varias cosas pueden interferir en los sentimientos sexuales y provocar o empeorar la disfunción eréctil. Algunas de ellas son:

  • Depresión, ansiedad u otros trastornos de salud mental.
  • Estrés.
  • Problemas de pareja debido a estrés, mala comunicación u otras preocupaciones.
 

Factores de riesgo

 

A medida que envejezcas, es posible que tardes más tiempo en tener una erección y que esta no sea tan firme. Para lograr una erección y mantenerla, podrías necesitar más contacto directo en el pene.

Varios factores de riesgo pueden contribuir a la disfunción eréctil; por ejemplo:

  • Enfermedades, en particular la diabetes o las enfermedades cardíacas.
  • El consumo de tabaco, que limita el flujo de sangre a las venas y arterias, con el tiempo, provoca enfermedades crónicas que generan disfunción eréctil.
  • Tener sobrepeso, especialmente si eres obeso.
  • Determinados tratamientos médicos, como cirugía de próstata o radioterapia contra el cáncer.
  • Lesiones, en particular si estas dañan los nervios o las arterias que controlan las erecciones.
  • Medicamentos, como antidepresivos, antihistamínicos y medicamentos para tratar la presión arterial alta, el dolor o las enfermedades de la próstata.
  • Trastornos psicológicos, como estrés, ansiedad o depresión.
  • Consumo de alcohol y de drogas, en especial si consumes drogas o bebes mucho desde hace tiempo.
 

Complicaciones

 

Las complicaciones provocadas por la disfunción eréctil pueden comprender:

  • Una vida sexual no satisfactoria.
  • Estrés o ansiedad.
  • Vergüenza o baja autoestima.
  • Problemas de pareja.
  • La imposibilidad de dejar embarazada a tu pareja.
 

Prevención

 

La mejor manera de prevenir la disfunción eréctil es elegir un estilo de vida saludable y controlar las enfermedades existentes. Por ejemplo:

  • Trabaja con el médico para controlar la diabetes, la enfermedad cardíaca u otras enfermedades crónicas.
  • Consulta con el médico para realizar controles periódicos y exámenes médicos a fin de detectar enfermedades.
  • Deja de fumar, limita o evita el alcohol y no consumas drogas ilegales.
  • Haz ejercicio regularmente.
  • Toma medidas para reducir el estrés.
  • Busca ayuda para la ansiedad, la depresión u otros problemas de salud mental.
 

Disfunción eréctil: tratamientos no orales

 

Los medicamentos orales no son la única forma de tratar la disfunción eréctil. Conoce la amplia variedad de opciones de tratamiento y cómo funcionan.

Si tienes disfunción eréctil y no puedes tomar ciertos medicamentos orales o si los tratamientos orales no son eficaces, existen otras opciones de tratamiento.

Obtén información sobre por qué puedes elegir un tratamiento que no sea oral para la disfunción eréctil y cómo funcionan estos diferentes tratamientos.

¿Cuándo los medicamentos orales podrían no ser seguros?

 

No es seguro para todos los hombres tomar medicamentos orales para la disfunción eréctil, como sildenafilo (Viagra), vardenafilo (Levitra, Staxyn), tadalafilo (Cialis) y avanafilo (Stendra). Los medicamentos para la disfunción eréctil pueden no funcionar o ser peligrosos si:

  • Tomas medicamentos con nitrato, comúnmente recetados para el dolor en el pecho (angina de pecho), como la nitroglicerina (Minitran, Nitro-Dur, Nitrostat u otros), el mononitrato de isosorbida (Monoket) o el dinitrato de isosorbida (Dilatrate-SR, Isordil).
  • Tienes presión arterial muy baja (hipotensión) o presión arterial alta no controlada (hipertensión).
  • Tienes enfermedad hepática grave.
  • Tienes enfermedad renal que requiere diálisis.
 

Algunos hombres también podrían optar por otro tratamiento para evitar los efectos secundarios causados por determinados medicamentos orales.

Otros tipos de medicamentos

 

Los medicamentos no orales para la disfunción eréctil son:

  • Autoinyecciones. Varios medicamentos suelen inyectarse directamente en el pene para lograr una erección. Los medicamentos de uso más frecuente son el alprostadil, la papaverina y la fentolamina. Con este método, se utiliza una aguja fina para inyectar los medicamentos en la base o en un costado del pene. El objetivo de las terapias con inyecciones es producir una erección que dure de 20 a 40 minutos. Si una erección dura más de una hora, habrá que modificar el medicamento o la dosis para evitar que sufras posibles complicaciones a largo plazo. Como la aguja utilizada es muy fina, el dolor en el lugar de la inyección suele ser leve. Los efectos secundarios comprenden sangrado por la inyección, erección prolongada (priapismo) y formación de tejido fibroso en el pene o en el lugar de la inyección.
  • Supositorio uretral de alprostadil. La terapia con alprostadil intrauretral (Muse) consiste en colocar un supositorio diminuto de alprostadil dentro de la uretra peniana. Con un aplicador especial, se inserta el supositorio en la uretra peniana. La erección generalmente comienza dentro de los 10 minutos y dura entre 30 y 60 minutos. Los efectos secundarios comprenden dolor, sangrado leve en la uretra y formación de tejido fibroso dentro del pene.
  • Reemplazo de testosterona. Algunos hombres tienen disfunción eréctil que se puede complicar por niveles bajos de la hormona testosterona. En este caso, puede recomendarse la terapia de reemplazo de testosterona como primera medida. La terapia de reemplazo de testosterona puede suministrarse por inyección, parche, gel, en las encías y mejillas (cavidad bucal), de manera intranasal, por miniesfera subcutánea o por medicación oral. Conversa con el médico acerca de tus preferencias personales y de los posibles efectos secundarios.
 

Bomba peniana, cirugía e implantes

 

Si los medicamentos no son eficaces ni adecuados en tu caso, el médico puede recomendar un tratamiento diferente. Otros tratamientos son:

  • Bomba peniana. Una bomba peniana (dispositivo de erección por vacío) es una sonda hueca con una bomba manual o a pilas. Se coloca la sonda sobre el pene y, a continuación, la bomba se utiliza para extraer el aire que está dentro de la sonda. Esto genera un vacío que hace que la sangre llegue al pene. Una vez que tienes una erección, deslizas un anillo de tensión alrededor de la base del pene para retener la sangre y mantenerlo firme. Después, retiras el dispositivo de vacío. La erección suele durar lo suficiente como para que una pareja tenga relaciones sexuales. Después del acto sexual, retiras el anillo de tensión. La aparición de moretones en el pene es un posible efecto secundario, y la eyaculación se verá restringida por la banda. El pene podría sentirse frío al tacto. Si una bomba peniana es una buena opción de tratamiento para ti, el médico podría recomendar o recetar un modelo específico.
  • Implantes penianos. Este tratamiento consiste en colocar quirúrgicamente dispositivos a ambos lados del pene. Estos implantes constan de varillas inflables o semirrígidas. Los dispositivos inflables permiten controlar el momento y la duración de una erección. Las varillas semirrígidas mantienen el pene firme, pero flexible. En general, los implantes penianos no se consideran necesarios hasta que se hayan intentado primero otros métodos. Los implantes tienen un alto grado de satisfacción entre los hombres que han intentado terapias más moderadas y han fracasado. Al igual que cualquier cirugía, conlleva un riesgo de complicaciones, como infecciones.
  • Cirugía de vasos sanguíneos. En raras ocasiones, la disfunción eréctil se trata haciendo un baipás en las arterias penianas obstruidas. Sin embargo, esto es poco frecuente y solo se recomienda en un pequeño porcentaje de hombres.
 

Asesoramiento psicológico

 

Si la disfunción eréctil se debe a estrés, ansiedad o depresión (o si el trastorno genera estrés y tensión en la relación), el médico podría sugerir que consultes, solo o junto con tu pareja, a un psicólogo o consejero.

No ignores la causa de fondo

 

Obtener el tratamiento apropiado para la causa de fondo de la disfunción eréctil podría ayudar a prevenir los problemas de salud relacionados y a mejorar la función sexual. Algunas de las afecciones que pueden causar o empeorar la disfunción eréctil son las siguientes:

  • Enfermedad cardíaca.
  • Diabetes.
  • Obesidad.
  • Problemas psicológicos.
  • Abuso de alcohol y de otras sustancias.
  • Consumo de tabaco.
 

Si tienes disfunción eréctil, no estás solo, y tienes muchas opciones de tratamiento. Trabaja con el médico para encontrar el tratamiento para la disfunción eréctil que funcione mejor para ti.

VARICOCELE

Descripción general

 

El varicocele es el agrandamiento o aumento del diámetro interno de las venas dentro de la piel floja que sostiene los testículos (escroto). Un varicocele es similar a una vena varicosa que puedes ver en la pierna, y se produce por una insuficiencia venosa (falla en las válvulas internas de la vena que normalmente impide que el flujo de sangre se regrese, impidiendo así que aumente la presión por abajo de la válvula).

El varicocele es una causa frecuente de la baja producción y baja calidad del esperma, lo cual puede provocar esterilidad. Sin embargo, no todos los varicoceles afectan la producción de esperma. Los varicoceles también pueden hacer que los testículos no se desarrollen normalmente o se encojan.

La mayoría de los varicoceles se manifiestan con el tiempo. Afortunadamente, la mayoría de los varicoceles son fáciles de diagnosticar y muchos no necesitan tratamiento. Si el varicocele causa síntomas, se puede reparar quirúrgicamente.

Síntomas

 

En etapas iniciales (varicocele grado I) generalmente no produce síntomas y es detectado por un ultrasonido cuando intensionalmente se busca por problema de fertilidad., los demas grados de varicocele pueden ademas de estar acompañados de problemas de fertilidad, ocasionar sintomas como dolor tipo ardoroso que puede eventualmente progresar a un dolor como si te hubieses golpeado el testículo. El dolor puede:

  • Variar entre un dolor agudo y una molestia leve.
  • Aumentar cuando estás de pie o haciendo esfuerzos físicos, especialmente durante largos períodos.
  • Empeorar con el transcurso del día.
  • Disminuir cuando te recuestas boca arriba.
  • Alteración de la fertilidad.
 

Con el paso del tiempo, el varicocele podría agrandarse y ser más evidente. El aspecto del varicocele se ha descrito como similar al de una «bolsa de gusanos». La afección podría causar hinchazón del testículo, casi siempre del lado izquierdo.

¿Cuándo consultar al médico?

 

Si tienes dolor o inflamación en el escroto, descubres un bulto en el escroto, observas que los testículos tienen diferente tamaño, padeciste varicocele cuando eras joven o tienes problemas para concebir, consulta a tu médico. Diversas afecciones pueden provocar un bulto en el escroto o dolor testicular, algunas de las cuales deben tratarse de inmediato.

Causas

 

El varicocele se produce por una insuficiencia venosa de la vena gonadal (falla en las válvulas internas de la vena que normalmente impide que el flujo de sangre se regrese, impidiendo así que aumente la presión por abajo de la válvula).

La acumulación resultante hace que las venas se ensanchen (dilaten). Esto podría dañar el testículo y afectar la fertilidad.

Con frecuencia, el varicocele se forma durante la pubertad. El varicocele suele aparecer en el lado izquierdo, muy probablemente debido a la posición de la vena testicular izquierda.

Factores de riesgo

 

No pareciera haber ningún factor de riesgo significativo para contraer varicocele.

Complicaciones

 

El varicocele podría causar lo siguiente:

  • Encogimiento del testículo afectado (atrofia). El grueso del testículo está compuesto por túbulos que producen esperma. Cuando se daña, por ejemplo por varicocele, el testículo se encoge y ablanda. No está claro por qué se encoge el testículo, pero el funcionamiento incorrecto de las válvulas permite que se acumule sangre en las venas, lo que puede provocar una mayor presión en ellas y la exposición a toxinas en la sangre que pueden causar daño testicular.
  • Esterilidad. El varicocele podría mantener la temperatura local dentro o alrededor del testículo demasiado alta, lo cual afecta la formación, el movimiento (motilidad) y el funcionamiento del esperma.
 

Diagnóstico

 

El médico realizará una exploración física, en la cual podría hallar una masa firme sobre el testículo que se siente como una bolsa de gusanos. Si es lo suficientemente grande, el médico podrá sentirla.

Si tienes un varicocele más pequeño, es posible que el médico te pida que te pares, inhales profundamente y contengas la respiración mientras haces fuerza (maniobra de Valsalva). De esta manera, el médico puede detectar un agrandamiento anormal de las venas.

Si la exploración física no es concluyente, el médico podría pedir que te hagas una ecografía escrotal. Esta prueba, que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para crear imágenes precisas de las estructuras internas del cuerpo, podría usarse para garantizar que no haya otra razón que provoque los síntomas. En ciertos casos, es posible que te recomienden más pruebas por imágenes para descartar otras causas que provoquen el varicocele, como un tumor que presiona la vena espermática.

Tratamiento

 

Cuando el varicocele es leve y no produce dolor o trastornos en la fertilidad, no requiere tratamiento. Muchos hombres que padecen varicocele pueden tener hijos sin realizar ningún tratamiento. Sin embargo, si el varicocele produce dolor, atrofia testicular o esterilidad, o si estás considerando utilizar técnicas de reproducción asistida, se recomienda una reparación del varicocele.

El propósito de la cirugía es sellar la vena afectada para redirigir el flujo sanguíneo hacia las venas normales. En los casos de esterilidad masculina, el tratamiento del varicocele puede mejorar o curar la esterilidad o mejorar la calidad del esperma si se van a utilizar técnicas como la fertilización in vitro.

Es necesario reparar un varicocele en la adolescencia si hay una atrofia testicular progresiva, dolor o anomalías en los resultados de análisis de semen. Si bien el tratamiento del varicocele suele mejorar las características del esperma, no se sabe con certeza si el hecho de no tratarlo empeora progresivamente la calidad del esperma con el paso del tiempo.

La reparación del varicocele tiene relativamente pocos riesgos, los cuales incluyen los siguientes:

  • Acumulación de líquido alrededor de los testículos (hidrocele).
  • Recurrencia de varicocele.
  • Infección.
  • Daños en una arteria.
 

Los métodos de reparación incluyen los siguientes:

  • Cirugía abierta. Este tratamiento generalmente se realiza en forma ambulatoria, con anestesia regional. Comúnmente, el cirujano llegará a la vena a través de la ingle (inguinal o subinguinal). Los avances en la reparación del varicocele han llevado a una disminución de las complicaciones posquirúrgicas. Un avance es el uso del microscopio quirúrgico, que permite al cirujano ver mejor la zona de tratamiento durante la cirugía. Otro es el uso de la ecografía Doppler, que ayuda a guiar el procedimiento.
Posiblemente puedas retomar tus actividades normales no extenuantes en dos días. Siempre que no sientas molestias, puedes retomar las actividades más extenuantes, como hacer ejercicio, después de dos semanas.
El dolor de la cirugía generalmente es leve, pero puede continuar durante varios días o semanas. El urólogo puede recetarte analgésicos durante un período limitado después de la cirugía. Más adelante, tal vez te recomiende que tomes analgésicos de venta libre, como paracetamol (Tylenol u otros) o ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros) para aliviar las molestias.
El médico puede aconsejarte que no tengas relaciones sexuales durante un tiempo. Con mayor frecuencia, pasan de tres a cuatro meses después de la cirugía antes de poder observar mejoras en la calidad del esperma con un análisis de semen. Esto sucede porque el esperma nuevo tarda alrededor de tres meses en desarrollarse.
La cirugía abierta realizada con un microscopio y un enfoque subinguinal (varicocelectomía subinguinal microscópica) tiene las tasas de éxito más altas en comparación con otros métodos quirúrgicos.
  • Cirugía laparoscópica. El cirujano hace una pequeña incisión en el abdomen e inserta un instrumento diminuto en la incisión para ver y reparar el varicocele. Este procedimiento requiere anestesia general.
 

¿Qué puedes hacer mientras tanto?

 

Si tienes un varicocele que te produce molestias leves, y no afecta tu fertilidad, puedes probar lo siguiente para aliviar el dolor:

  • Toma analgésicos de venta libre, como paracetamol (Tylenol y otros) o ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros).
  • Usa un suspensorio deportivo para aliviar la presión.
INFERTILIDAD MASCULINA

 

Descripción general

 

Hasta un 15 % de las parejas es estéril. Esto significa que no pueden concebir un hijo, a pesar de haber tenido relaciones sexuales frecuentes y sin protección durante un año o más. En más de una tercera parte de estas parejas, la causa es la infertilidad masculina.

La infertilidad masculina se debe a la baja producción de espermatozoides, a la función anormal de los espermatozoides o a las obstrucciones que evitan la liberación de los espermatozoides. Las enfermedades, las lesiones, los problemas de salud crónicos, las elecciones del estilo de vida y otros factores pueden influir en la infertilidad masculina.

No poder concebir un hijo puede ser estresante y frustrante, pero existen varios tratamientos para la infertilidad masculina.

Síntomas

 

El signo principal de la infertilidad masculina es la incapacidad de concebir un hijo. Es posible que no existan otros signos o síntomas evidentes. En algunos casos, sin embargo, los signos y síntomas se producen por problemas de base tal como un trastorno hereditario, un desequilibrio hormonal, la dilatación de las venas alrededor del testículo o una afección que obstruye el paso de los espermatozoides.

Aunque la mayoría de los hombres que padecen infertilidad masculina no notan los síntomas (excepto la incapacidad para concebir), los signos y síntomas asociados con la infertilidad masculina incluyen los siguientes:

  • Problemas con la función sexual, por ejemplo, dificultad para eyacular o eyaculación de pequeñas cantidades de líquido, reducción del deseo sexual, o problemas para mantener la erección (disfunción eréctil).
  • Dolor, hinchazón o un bulto en el área del testículo.
  • Infecciones respiratorias recurrentes.
  • Incapacidad para sentir olores.
  • Crecimiento mamario anormal (ginecomastia).
  • Disminución del vello facial o corporal, u otros signos de anomalías cromosómicas u hormonales.
  • Recuento de espermatozoides más bajo de lo normal (menos de 15 millones de espermatozoides por mililitro de semen o un recuento total de espermatozoides menor a 39 millones por eyaculación).

 

¿Cuándo debes consultar con un médico?

 

Consulta con el médico si, después de un año de mantener relaciones sexuales sin protección de forma regular, no logras concebir un hijo, o antes, si tienes alguno de los siguientes síntomas:

  • Problemas de erección o de eyaculación, poco deseo sexual u otros problemas de la función sexual.
  • Dolor, molestias, un bulto o hinchazón en la zona testicular.
  • Una historia clínica de problemas testiculares, prostáticos o sexuales.
  • Una cirugía en la ingle, los testículos, el pene o el escroto.

 

Causas

 

La fertilidad masculina es un proceso complejo. Para embarazar a tu pareja, debe ocurrir lo siguiente:

  • Debes producir esperma saludable. En un principio, supone el crecimiento y la formación de los órganos reproductores masculinos durante la pubertad. Al menos uno de los testículos debe funcionar correctamente, y el organismo debe producir testosterona y otras hormonas para desencadenar y mantener la producción de esperma.
  • El esperma debe ser transportado en el semen. Una vez que se produce esperma en los testículos, unos tubos delicados lo transportan hasta que se mezcla con el semen y se eyacula a través del pene.
  • Debe haber suficiente cantidad de esperma en el semen. Si la cantidad de esperma en el semen (recuento de esperma) es baja, se reducen las probabilidades de que un espermatozoide fertilice el óvulo de tu pareja. Un recuento bajo de esperma es menor que 15 millones de espermatozoides por mililitro de semen o menos que 39 millones por eyaculación.
  • El esperma debe ser funcional y poder moverse. Si el movimiento (la motilidad) o la función del esperma es anormal, es posible que no alcance ni penetre el óvulo de tu pareja.

 

Causas médicas

 

Los problemas de fertilidad masculina pueden deberse a varios problemas de salud y tratamientos médicos. Entre ellos se incluyen las siguientes:

  • Varicocele. Es una hinchazón de las venas que drenan el testículo. Es la causa reversible más frecuente de la infertilidad masculina. Aunque se desconoce el motivo exacto por el que los varicoceles causan infertilidad, puede estar relacionado con la regulación de temperatura testicular anormal. Los varicoceles producen una disminución de la calidad de los espermatozoides.
El tratamiento de los varicoceles puede mejorar la cantidad y función de los espermatozoides, y podría mejorar potencialmente los resultados cuando se usan técnicas de reproducción asistida, como fertilización in vitro.
  • Infección. Algunas infecciones pueden interferir en la producción o en la salud de los espermatozoides, o provocar cicatrices que bloquean su paso. Estas comprenden inflamación del epidídimo (epididimitis) o de los testículos (orquitis), y algunas infecciones de transmisión sexual, como gonorrea o VIH. Aunque algunas infecciones pueden provocar daño testicular permanente, es más frecuente que se puedan recuperar los espermatozoides.
  • Problemas de eyaculación. La eyaculación retrógrada se produce cuando el semen entra en la vejiga durante el orgasmo en lugar de emerger por la punta del pene. Diversos trastornos de salud pueden ocasionar eyaculación retrógrada, entre ellos, diabetes, lesiones espinales, medicamentos y cirugía de vejiga, próstata o uretra.
Algunos hombres con lesiones en la médula espinal o determinadas enfermedades no pueden eyacular el semen, a pesar de que aún producen espermatozoides. Con frecuencia, en estos casos aún es posible recuperar espermatozoides para utilizar en técnicas de reproducción asistida.
  • Anticuerpos que atacan los espermatozoides. Los anticuerpos antiespermatozoides son células del sistema inmunitario que identifican de forma errónea a los espermatozoides como invasores dañinos e intentan eliminarlos.
  • Tumores. El cáncer y los tumores no malignos pueden afectar directamente los órganos genitales masculinos a través de las glándulas que liberan hormonas asociadas con la reproducción, como la glándula hipófisis, o por causas desconocidas. En algunos casos, la cirugía, la radiación o la quimioterapia para tratar tumores pueden afectar la fertilidad masculina.
  • Testículos no descendidos. En algunos hombres, un testículo o ambos no descienden desde el abdomen hasta el saco que normalmente contiene los testículos (escroto) durante el desarrollo fetal. La disminución de la fertilidad es más probable en los hombres que tuvieron este trastorno.
  • Desequilibrios hormonales. La infertilidad puede deberse a trastornos de los testículos o a una anomalía que afecta los sistemas hormonales, como el hipotálamo, la glándula hipófisis y las glándulas suprarrenales y tiroides. Los niveles bajos de testosterona (hipogonadismo masculino) y otros problemas hormonales tienen diversas causas de base.
  • Defectos de los túbulos que transportan los espermatozoides. Diversos tubos transportan los espermatozoides. Estos pueden bloquearse debido a diversas causas, por ejemplo, lesión inadvertida durante una cirugía, infecciones previas, traumatismo o desarrollo anormal, como fibrosis quística o trastornos hereditarios similares. El bloqueo puede ocurrir en cualquier nivel: dentro del testículo, en los tubos que drenan el testículo, en el epidídimo, en el conducto deferente, cerca de los conductos eyaculadores o en la uretra.
  • Defectos cromosómicos. Los trastornos hereditarios, como el síndrome de Klinefelter, en el que un hombre nace con dos cromosomas X y un cromosoma Y (en lugar de uno X y uno Y), causan el desarrollo anormal de los órganos reproductivos masculinos. Otros síndromes genéticos asociados con la infertilidad son la fibrosis quística, el síndrome de Kallmann y el síndrome de Kartagener.
  • Problemas con las relaciones sexuales. Pueden ser problemas para conservar o mantener una erección suficiente para el acto sexual (disfunción eréctil), eyaculación precoz, relaciones sexuales dolorosas, anomalías anatómicas como tener una abertura de la uretra debajo del pene (hipospadias) o problemas psicológicos o en las relaciones que interfieren en las relaciones sexuales.
  • Enfermedad celíaca. La enfermedad celíaca, un trastorno digestivo ocasionado por la sensibilidad al gluten, puede provocar infertilidad masculina. La fertilidad puede mejorar después de implementar una dieta sin gluten.
  • Algunos medicamentos. La terapia de reemplazo de testosterona, el uso de esteroides anabólicos a largo plazo, los medicamentos oncológicos (quimioterapia), determinados medicamentos antifúngicos, algunos medicamentos para las úlceras y otros medicamentos pueden afectar la producción de espermatozoides y disminuir la fertilidad masculina.
  • Cirugías previas. Determinadas cirugías pueden evitar que tengas espermatozoides en la eyaculación, entre ellas, la vasectomía, reparaciones de la hernia inguinal, cirugías del escroto o de los testículos, cirugías de la próstata y cirugías abdominales mayores realizadas para tipos de cáncer testicular y rectal, entre otras. En la mayoría de los casos, se puede realizar una cirugía para revertir este bloqueo o recuperar espermatozoides directamente del epidídimo y los testículos.

 

Causas ambientales

 

La exposición excesiva a determinados elementos ambientales, como calor, toxinas y sustancias químicas, puede reducir la producción o función de los espermatozoides. Entre las causas específicas se incluyen las siguientes:

  • Químicos industriales. La exposición prolongada a bencenos, tolueno, xileno, pesticidas, herbicidas, solventes orgánicos, materiales de pintura y plomo puede contribuir a disminuir el recuento de espermatozoides.
  • Exposición a metales pesados. La exposición al plomo u otros metales pesados también puede causar infertilidad.
  • Radiación o rayos X. La exposición a la radiación puede reducir la producción de espermatozoides, aunque con frecuencia a la larga volverá a la normalidad. Con dosis altas de radiación, la producción de espermatozoides puede disminuir de forma permanente.
  • Calor excesivo en los testículos. Las temperaturas elevadas afectan la producción y función de los espermatozoides. Aunque los estudios son limitados y no son concluyentes, el uso frecuente de saunas o jacuzzis puede afectar, de forma temporal, el recuento de espermatozoides.
Permanecer sentado durante períodos prolongados, usar ropa ceñida o trabajar con una computadora portátil durante largos períodos también puede aumentar la temperatura del escroto y reducir ligeramente la producción de espermatozoides.

 

Otras causas

 

Otras causas de infertilidad masculina incluyen las siguientes:

  • Consumo de drogas. Los esteroides anabólicos que se usan para estimular la fortaleza y el crecimiento muscular pueden ocasionar que los testículos se contraigan y disminuyan la producción de esperma. Asimismo, el consumo de cocaína o marihuana puede reducir temporalmente el número y la calidad del esperma.
  • Consumo de bebidas alcohólicas. El consumo de alcohol puede provocar una disminución en los niveles de testosterona, puede causar disfunción eréctil y disminuir la producción de esperma. La enfermedad hepática provocada por consumo excesivo de alcohol también puede causar problemas de fertilidad.
  • Fumar tabaco. Los hombres que fuman son más propensos a tener un conteo bajo de espermatozoides en comparación con los que no fuman. Es posible que el tabaquismo pasivo también afecte la fertilidad masculina.
  • Estrés emocional. El estrés puede interferir en las hormonas necesarias para producir esperma. El estrés emocional grave o prolongado, incluidos los problemas con la fertilidad, puede afectar el conteo de espermatozoides.
  • Depresión. Las investigaciones demuestran que las probabilidades de quedar embarazada pueden disminuir si la pareja masculina padece depresión grave. Además, la depresión en los hombres puede causar disfunción sexual debido a una reducción de la libido, disfunción eréctil o eyaculación retardada o inhibida.
  • Peso. La obesidad puede perjudicar la fertilidad de varias maneras, lo que ocasiona que los espermatozoides impacten directamente contra ellos mismos y causa cambios hormonales que reducen la fertilidad masculina.
 

Ciertos trabajos como soldar o aquellos donde permaneces mucho tiempo sentado, como conducir camiones, pueden estar asociados con un riesgo de infertilidad. Sin embargo, la investigación que sustenta estas vinculaciones es confusa.

Factores de riesgo

 

Entre los factores de riesgo vinculados a la infertilidad masculina se incluyen los siguientes:

  • Fumar tabaco.
  • Consumir bebidas alcohólicas.
  • Usar ciertas drogas ilegales.
  • Tener sobrepeso.
  • Estar muy deprimido o estresado.
  • Tener o haber tenido ciertas infecciones.
  • Estar expuesto a toxinas.
  • Sobrecalentar los testículos.
  • Haber experimentado un traumatismo en los testículos.
  • Tener una vasectomía anterior o haberse sometido a cirugía pélvica o abdominal mayor.
  • Tener antecedentes de testículos no descendidos.
  • Haber nacido con un trastorno de la fertilidad o tener un familiar consanguíneo que padece un trastorno de la fertilidad.
  • Tener ciertas enfermedades, entre ellas tumores y enfermedades crónicas, como la enfermedad de células falciformes.
  • Tomar ciertos medicamentos o someterse a ciertos tratamientos médicos, como cirugía o radiación usada para el tratamiento contra el cáncer.

 

Complicaciones

 

La esterilidad puede ser estresante tanto para ti como para tu pareja. Las complicaciones de la esterilidad masculina pueden comprender las siguientes:

  • Cirugías u otros procedimientos para tratar la causa fundamental del conteo bajo de espermatozoides u otros problemas de reproducción.
  • Técnicas de reproducción costosas y complicadas.
  • Estrés y problemas de pareja relacionados con la incapacidad para tener hijos.
 

Prevención

 

Existen muchos tipos de esterilidad masculina que no pueden prevenirse. Sin embargo, puedes evitar algunas de las causas conocidas de la esterilidad masculina. Por ejemplo:

  • No fumes.
  • Limita o elimina el consumo de alcohol.
  • No consumas drogas ilegales.
  • Mantén un peso saludable.
  • No te sometas a una vasectomía.
  • Evita los factores por los cuales los testículos puedan quedar expuestos al calor durante mucho tiempo.
  • Reduce el estrés.
  • Evita la exposición a pesticidas, metales pesados y otras toxinas.
 

Diagnóstico

 

Muchas parejas infértiles tienen más de una causa de infertilidad, por lo que es probable que ambos necesiten consultar a un médico. Es posible que deban realizarse varios análisis para determinar la causa de la infertilidad. En algunos casos, nunca se identifica una causa.

Los análisis de infertilidad pueden ser costosos y no estar cubiertos por el seguro médico. Averigua con anticipación qué cubre tu plan médico.

El diagnóstico de problemas de infertilidad masculina generalmente implica:

  • Examen físico general e historia clínica. Esto incluye examinar los genitales y hacer preguntas sobre cualquier enfermedad hereditaria, problemas de salud crónicos, enfermedades, lesiones o cirugías que podrían afectar la fertilidad. Tu médico también puede preguntar sobre tus hábitos sexuales y sobre tu desarrollo sexual durante la pubertad.
  • Análisis de semen. Las muestras de semen se pueden obtener de diferentes maneras. Puedes proporcionar una muestra mediante la masturbación y la eyaculación en un recipiente especial en el consultorio del médico. Debido a creencias religiosas o culturales, algunos hombres prefieren un método alternativo de recolección de semen. En tales casos, el semen puede recolectarse con un preservativo especial durante el coito. Luego el semen se envía a un laboratorio para medir la cantidad de espermatozoides presentes y detectar cualquier anomalía en la forma (morfología) y el movimiento (motricidad) de los espermatozoides. El laboratorio también revisará su semen para detectar signos de problemas como infecciones. A menudo, los recuentos de espermatozoides fluctúan significativamente de una muestra a otra. En la mayoría de los casos, se realizan diversos análisis de semen durante un período de tiempo para garantizar resultados precisos. Si el análisis de espermatozoides es normal, es probable que tu médico te recomiende realizar pruebas exhaustivas a tu pareja femenina antes de realizar más análisis de infertilidad masculina.
 

Tu médico podría recomendar análisis adicionales para ayudar a identificar la causa de la infertilidad. Estos pueden incluir lo siguiente:

  • Ecografía del escroto. Este análisis utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para generar imágenes dentro del cuerpo. Una ecografía escrotal puede ayudar a tu médico a descubrir si hay un varicocele u otros problemas en los testículos y las estructuras de soporte.
  • Análisis hormonal. Las hormonas producidas por la glándula hipófisis, el hipotálamo y los testículos desempeñan un papel clave en el desarrollo sexual y la producción de esperma. Las anomalías en otros sistemas hormonales u orgánicos también pueden contribuir a la infertilidad. Un análisis de sangre mide el nivel de testosterona y otras hormonas.
  • Análisis de orina después de la eyaculación. La presencia de espermatozoides en la orina pueden indicar que éstos viajan hacia atrás a la vejiga en lugar de salir del pene durante la eyaculación (eyaculación retrógrada).
  • Análisis genéticos. Cuando la concentración de esperma es extremadamente baja, podría tratarse de una causa genética. Un análisis de sangre puede revelar si hay cambios sutiles en el cromosoma Y, signos de una anomalía genética. Se pueden solicitar análisis genéticos para diagnosticar varios síndromes congénitos o hereditarios.
  • Biopsia testicular. Este análisis consiste en extraer muestras del testículo con una aguja. Si los resultados de la biopsia testicular muestran que la producción de esperma es normal, tu problema probablemente se deba a una obstrucción u otro problema con el transporte del esperma.
  • Análisis especializados en la función espermática. Se pueden utilizar diversos análisis para verificar qué tan bien sobreviven los espermatozoides después de la eyaculación, qué tan bien pueden penetrar un óvulo y si existe algún problema para adherirse al óvulo. En general, estos análisis rara vez se realizan y con frecuencia no cambian significativamente las recomendaciones para el tratamiento.
  • Ecografía transrectal. Se inserta una varita pequeña y lubricada en el recto. Le permite a tu médico revisar la próstata y buscar obstrucciones en los tubos que transportan el semen (conductos eyaculatorios y vesículas seminales).
 

Tratamiento

 

A menudo no se puede identificar la causa exacta de la infertilidad. Aún si no está clara la causa exacta, el médico puede recomendar tratamientos o procedimientos para concebir.

En los casos de infertilidad, también se recomienda que la pareja se haga análisis. Esto ayudará a determinar si la pareja necesitará tratamientos específicos o si es adecuado proceder con las técnicas de reproducción asistida.

Los tratamientos para la infertilidad masculina incluyen lo siguiente:

  • Cirugía. Por ejemplo, un varicocele se puede corregir de forma quirúrgica o se pueden reparar los conductos deferentes obstruidos. Se pueden revertir las vasectomías. En aquellos casos en los que no hay espermatozoides en la eyaculación, estos se pueden obtener directamente desde los testículos o del epidídimo mediante técnicas de recuperación de espermatozoides.
  • Tratamiento de las infecciones. El tratamiento con antibióticos puede curar una infección en el tracto reproductor, pero no siempre se recupera la fertilidad.
  • Tratamientos para los problemas con las relaciones sexuales. La administración de medicamentos o las sesiones de terapia pueden mejorar los síntomas de la infertilidad causada por trastornos tales como la disfunción eréctil o la eyaculación prematura.
  • Tratamientos y medicamentos hormonales. Es posible que el médico recomiende terapia de reemplazo hormonal o medicamentos en aquellos casos en los cuales la infertilidad se produce por niveles altos o bajos de ciertas hormonas, o por problemas con la manera en que el cuerpo usa las hormonas.
  • Tecnología de reproducción asistida (TRA). Los tratamientos de TRA implican la obtención de espermatozoides a través de la eyaculación normal, la extracción quirúrgica o donantes individuales, según el caso y los deseos específicos. Luego, se insertan los espermatozoides en el tracto genital femenino, o se usan para realizar la fertilización in vitro o la inyección intracitoplásmica de espermatozoides.
 

Cuando el tratamiento no funciona

 

En casos poco frecuentes, los problemas de fertilidad masculinos no pueden tratarse, y es imposible que un hombre sea el padre de un niño. El médico podría sugerir que tú y tu pareja consideren utilizar el esperma de un donante o adoptar un niño.

 

Recomendaciones

 

Existen algunas medidas que puedes tomar en el hogar para aumentar las probabilidades de embarazo:

  • Ten relaciones sexuales con más frecuencia. Tener relaciones sexuales todos los días o cada dos días, al menos cuatro días antes de la ovulación, aumenta las posibilidades de que tu pareja quede embarazada.
  • Ten relaciones sexuales cuando la fertilización sea posible. Es probable que una mujer quede embarazada durante la ovulación, que ocurre en la mitad del ciclo menstrual, entre períodos. Esto asegurará que los espermatozoides, que pueden vivir varios días, estén presentes cuando la concepción sea posible.
  • Evita el uso de lubricantes. Los productos como Astroglide o K-Y jelly, las lociones y la saliva podrían afectar el movimiento y la función de los espermatozoides. Pregunta al médico sobre lubricantes seguros para los espermatozoides.
 

Medicina alternativa

 

La evidencia sobre si las hierbas o los suplementos a base de hierbas podrían ayudar a aumentar la fertilidad masculina o en qué medida lo hacen todavía es limitada. Ninguno de estos suplementos trata una causa de base específica de infertilidad, como un defecto del conducto espermático o un trastorno cromosómico. Algunos suplementos pueden ayudar solo si tienes una deficiencia.

Los suplementos con estudios que muestran beneficios potenciales para mejorar el conteo o la calidad de los espermatozoides incluyen:

  • Semilla negra (nigella sativa).
  • Coenzima Q10.
  • Ácido fólico.
  • Castaño de Indias (escina).
  • L-carnitina.
  • Panax ginseng.
  • Zinc.
 

Consulta con tu médico antes de tomar suplementos dietéticos para verificar los riesgos y beneficios de esta terapia, ya que algunos suplementos que se toman en dosis altas (megadosis) o por períodos prolongados de tiempo pueden ser perjudiciales.

Aspectos a considerar

 

Enfrentar la infertilidad puede ser difícil. Es un problema repleto de incógnitas; no puedes predecir cuánto durará ni cuál será el resultado. La infertilidad no se resuelve necesariamente con un gran esfuerzo. La carga emocional para la pareja es importante y puede ayudar utilizar planes para enfrentarla.

Planifica para el desorden emocional

 
  • Establece límites. Decide por adelantado cuántos y qué tipo de procedimientos son emocional y financieramente aceptables para ti y tu pareja, y determina un límite final. Los tratamientos de fertilidad pueden ser costosos y, a menudo, no están cubiertos por el seguro.
Un embarazo exitoso a menudo depende de repetidos intentos. Algunas parejas se enfocan tanto en el tratamiento que continúan con los procedimientos de fertilidad hasta que se agotan emocional y financieramente.
  • Considera otras opciones. Determina las alternativas (adopción o donación de esperma u óvulos) lo antes posible en el proceso de fertilidad. Esto puede reducir la ansiedad durante los tratamientos y los sentimientos de desesperanza si no se produce la concepción.
  • Habla acerca de tus sentimientos. Busca grupos de apoyo o servicios de asesoramiento para obtener ayuda antes y después del tratamiento, ayudar a afrontar el proceso y aliviar el dolor si el tratamiento falla.
EYACULACIÓN TARDÍA

Descripción general

 

La eyaculación retardada (también conocida como deterioro de la eyaculación) es un trastorno en el cual se necesita mucho tiempo de estimulación sexual masculina para que el hombre alcance el clímax y libere semen a través del pene (eyaculación). Algunos hombres con eyaculación retardada son incapaces de eyacular por completo.

La eyaculación retardada puede ser temporal o un problema de por vida. Las causas probables de eyaculación retardada incluyen algunas enfermedades crónicas, cirugías y medicamentos. El tratamiento para la eyaculación retardada depende de la causa de base.

Es normal que los hombres tengan eyaculación retardada de vez en cuando. La eyaculación retardada solamente se convierte en un problema si es continua u ocasiona estrés en el hombre o su pareja.

Síntomas

 

Algunos hombres con eyaculación tardía necesitan 30 minutos o más de estimulación sexual para tener un orgasmo y eyacular. Otros hombres directamente podrían no eyacular (aneyaculación).

Pero no hay un tiempo específico que indique un diagnóstico de eyaculación tardía. En cambio, un hombre probablemente experimente eyaculación tardía si el retardo provoca angustia o frustración, o si tiene que detener la actividad sexual a causa de fatiga, irritación física, pérdida de la erección o por petición de la pareja.

Con frecuencia, los hombres podrían tener dificultades para alcanzar el orgasmo durante la relación sexual u otras actividades sexuales con una pareja. Algunos hombres pueden eyacular solamente cuando se masturban.

La eyaculación tardía se divide en los siguientes tipos según los síntomas:

  • De por vida vs. adquirida. En el caso de la eyaculación tardía de por vida, el problema se presenta desde el momento de la madurez sexual. La eyaculación tardía adquirida se produce después de un período de funcionamiento sexual normal.
  • Generalizada vs. situacional. La eyaculación tardía generalizada no se limita a determinadas parejas sexuales ni tampoco a determinados tipos de estimulación. La eyaculación tardía situacional se produce solamente en determinadas circunstancias.
 

Estas categorías ayudan a diagnosticar una causa oculta y a determinar cuál podría ser el tratamiento más eficaz.

¿Cuándo debes consultar con un médico?

 

Consultar con el médico de atención primaria es un buen punto de partida cuando tienes eyaculación retardada.

Consulta al médico en los siguientes casos:

  • La eyaculación retardada es un problema para ti o tu pareja.
  • Tienes otro problema de salud conocido que podría estar relacionado con la eyaculación retardada o tomas medicamentos que podrían estar causando el problema.
  • Tienes otros síntomas junto con la eyaculación retardada que podrían parecer tener relación con ella o no.

 

Causas

 

La eyaculación tardía puede deberse a medicamentos, ciertas enfermedades crónicas y cirugías. O puede ser causada por el abuso de sustancias o un problema de salud mental, como depresión, ansiedad o estrés. En muchos casos, se debe a una combinación de problemas físicos y psicológicos.

Las causas psicológicas de la eyaculación tardía incluyen:

  • Depresión, ansiedad u otras enfermedades mentales.
  • Problemas de pareja debido a estrés, mala comunicación u otras preocupaciones.
  • Ansiedad acerca del desempeño.
  • Imagen corporal negativa.
  • Tabúes culturales o religiosos.
  • Diferencias entre el sexo real con una pareja y las fantasías sexuales.
 

Los medicamentos y otras sustancias que pueden causar eyaculación tardía incluyen:

 
  • Algunos antidepresivos.
  • Ciertos medicamentos para la presión arterial alta.
  • Ciertos diuréticos.
  • Algunos medicamentos antipsicóticos.
  • Algunos medicamentos anticonvulsivos.
  • Alcohol, particularmente tomar demasiado alcohol (abuso de alcohol o alcoholismo).
 

Las causas físicas de la eyaculación tardía incluyen:

  • Ciertas anomalías congénitas que afectan al sistema reproductor masculino.
  • Lesión de los nervios pélvicos que controlan el orgasmo.
  • Ciertas infecciones, como una infección urinaria.
  • Cirugía de próstata, como la resección transuretral de la próstata o la extirpación de la próstata.
  • Enfermedades neurológicas, como neuropatía diabética, accidente cerebrovascular o lesión a los nervios de la médula espinal.
  • Trastornos relacionados con las hormonas, como niveles deficientes de hormona tiroidea (hipotiroidismo) o niveles bajos de testosterona (hipogonadismo).
  • Eyaculación retrógrada, un trastorno en el cual el semen vuelve hacia atrás e ingresa en la vejiga en lugar de salir del pene.
 

Para algunos hombres, un problema físico menor que causa la eyaculación tardía podría causar ansiedad para eyacular durante un encuentro sexual. La ansiedad resultante puede empeorar la eyaculación tardía.

Factores de riesgo

 

Algunas situaciones, como las siguientes, pueden aumentar el riesgo de tener eyaculación retardada:

  • La edad avanzada: a medida que envejecen, es normal que los hombres tarden más en eyacular.
  • Trastornos psicológicos, como la depresión o la ansiedad.
  • Trastornos médicos, como la diabetes o la esclerosis múltiple.
  • Algunos tratamientos médicos, como la cirugía de próstata.
  • Algunos medicamentos; en especial ciertos antidepresivos, algunos medicamentos para tratar la presión arterial alta o los diuréticos.
  • Problemas en la relación, como falta de comunicación con la pareja.
  • Consumo excesivo de alcohol, en especial si bebes mucho y lo has hecho durante mucho tiempo.
 

Complicaciones

 

Entre las complicaciones de la eyaculación retardada se pueden encontrar las siguientes:

  • Disminución del placer sexual para ti y tu pareja.
  • Estrés o ansiedad sobre el rendimiento sexual.
  • Problemas maritales o de relación a causa de una vida sexual no satisfactoria.
  • Incapacidad para embarazar a la pareja (infertilidad masculina).
 

Diagnóstico

 

Es posible que solo se necesiten un examen físico y una historia clínica para recomendar un tratamiento para la eyaculación retardada. Sin embargo, si, al parecer, la causa de la eyaculación retardada es un problema de base que podría requerir tratamiento, quizás necesites pruebas adicionales o consultar a un especialista.

Algunas pruebas para detectar problemas no diagnosticados son las siguientes:

  • Examen físico. Es posible que esta comprenda un examen minucioso del pene y los testículos. El médico te palpará suavemente para asegurarse de que tengas sensibilidad normal en los genitales.
  • Análisis de sangre. Es posible que el proveedor de atención médica envíe una muestra de sangre a un laboratorio para verificar si existen signos de enfermedad cardíaca, diabetes, niveles bajos de testosterona y otros problemas de salud.
  • Análisis de orina (uroanálisis). Los análisis de orina se usan para buscar signos de diabetes, infección y otras enfermedades no diagnosticadas.
 

Tratamiento

 

El tratamiento para la eyaculación retardada depende de la causa de base, aunque es posible que consista en tomar un medicamento o realizar cambios en los medicamentos que tomas actualmente, realizar terapia psicológica o abordar el abuso del alcohol o el consumo de drogas ilegales.

Medicamentos

 

Si tomas medicamentos que pueden causar eyaculación retardada, tal vez la reducción de la dosis de un medicamento o cambiar los medicamentos puedan arreglar el problema. En ocasiones, agregar un medicamento podría ayudar.

No existen medicamentos que estén especialmente aprobados para el tratamiento de la eyaculación retardada. Los medicamentos utilizados para tratar la eyaculación retardada se utilizan principalmente para tratar otras enfermedades.

Entre los medicamentos utilizados en ocasiones para tratar la eyaculación retardada se incluyen los siguientes:

  • Amantadina, Buspirona y la Ciproheptadina.
 

Asesoramiento psicológico (psicoterapia)

 

La psicoterapia puede ayudarte a abordar los problemas de salud mental de base que conducen a la eyaculación retardada, como la depresión o la ansiedad. También se usa para abordar problemas psicológicos que afectan directamente tu capacidad de eyacular.

El asesoramiento terapéutico puede implicar ver a un psicólogo o consejero de salud mental por tu cuenta o junto con tu pareja. Según la causa de base, podría ser conveniente consultar a un terapeuta sexual, que es un consejero de salud mental especializado en terapia de conversación para problemas sexuales. El tipo de asesoramiento terapéutico más apropiado para ti dependerá de tus inquietudes particulares.

 

Estrategias de afrontamiento y apoyo

 

Si es una preocupación constante, la eyaculación retardada puede causar estrés mental y emocional a ti y a tu pareja.

Si tienes eyaculación retardada solo ocasionalmente, trata de no suponer que tienes un problema permanente o de esperar que vuelva a suceder durante la próxima vez que tengas relaciones sexuales. Recuerda que la eyaculación retardada ocasional debido al estrés u otros factores temporales podría mejorar cuando la causa de base mejore.
Además, si tienes eyaculación retardada ocasional o persistente, es importante tranquilizar a tu pareja sexual. Tu pareja podría pensar que tu incapacidad para alcanzar el clímax es un signo de disminución del interés sexual.

Comunícate abierta y honestamente con tu pareja sobre tu trastorno. El tratamiento suele ser más satisfactorio si las parejas trabajan en equipo. Es posible que incluso desees consultar a un terapeuta con tu pareja. Esto puede ayudarlos a abordar las inquietudes que ambos puedan tener acerca de la eyaculación retardada.

EYACULACIÓN RETRÓGRADA

Descripción general

 

La eyaculación retrógrada ocurre cuando el semen ingresa a la vejiga en lugar de salir al exterior a través del pene durante el orgasmo. Aunque aún se llega al clímax, es posible que la cantidad que se eyacula sea muy poca o que no haya semen. A veces, esto se conoce como orgasmo seco.

La eyaculación retrógrada no es perjudicial, pero puede ser causa de infertilidad masculina. El tratamiento para la eyaculación retrógrada por lo general es necesario solamente para restaurar la fecundidad.

Síntomas

 

La eyaculación retrógrada no afecta tu capacidad de tener una erección o un orgasmo, pero cuando llegas al clímax el semen entra a la vejiga en lugar de salir por el pene. Los signos y síntomas de la eyaculación retrógrada incluyen:

  • Orgasmos en los que sale muy poca cantidad o nada de semen por el pene (orgasmos secos).
  • Orina turbia después del orgasmo porque contiene semen.
  • Incapacidad para causar un embarazo (infertilidad masculina).
 

¿Cuándo consultar con el médico?

 

La eyaculación retrógrada no es perjudicial, y solo requiere tratamiento si estás intentando concebir un hijo. Sin embargo, si tienes orgasmos secos, consulta con tu médico para asegurarte de que la afección no se deba a un problema que necesita atención.

Si tú y tu pareja han tenido relaciones sexuales de manera regular y sin protección durante un año o más y no han podido concebir, consulta con el médico. La eyaculación retrógrada puede ser la causa de tu problema si eyaculas muy poco semen o nada.

Causas

 

Durante el orgasmo masculino, un tubo llamado el conducto deferente transporta los espermatozoides hasta la próstata, donde se mezclan con otros fluidos para producir el semen líquido (eyaculación). El músculo en la entrada de la vejiga (músculo del cuello vesical el cual tiene forma circular) se tensa para evitar que la eyaculación entre en la vejiga a medida que pasa de la próstata al tubo dentro del pene (uretra). Es el mismo músculo que mantiene la orina en la vejiga hasta que orinas.

En el caso de la eyaculación retrógrada, el músculo del cuello vesical no se tensa correctamente. Como resultado, el esperma puede entrar en la vejiga en lugar de salir expulsado del cuerpo a través del pene.

Varias afecciones pueden causar problemas con el músculo que cierra la vejiga durante la eyaculación. Estas incluyen:

  • Cirugías, como la cirugía de cuello vesical, la cirugía de disección del ganglios linfáticos retroperitoneales para tratar el cáncer de testículo o la cirugía radical de próstata.
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos usados para tratar la presión arterial alta, el agrandamiento de la próstata y la depresión.
  • Lesiones a los nervios provocadas por alguna afección, como la diabetes, la esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson o una lesión de la médula espinal.
 

El orgasmo seco es el principal signo de la eyaculación retrógrada. Pero el orgasmo seco, es decir, la eyaculación de poca cantidad o nada de esperma, también puede deberse a otras afecciones, que incluyen:

  • Extirpación quirúrgica de la próstata (prostatectomía).
  • Extirpación quirúrgica de la vejiga (cistectomía).
  • Radioterapia para tratar el cáncer en la zona pélvica.
 

Factores de riesgo

 

Tienes mayor riesgo de sufrir eyaculación retrógrada si:

  • Tienes diabetes o esclerosis múltiple.
  • Tuviste una cirugía de próstata o de vejiga.
  • Tomas ciertos medicamentos para tratar la presión arterial alta o algún trastorno del estado de ánimo.
  • Tuviste una lesión de la médula espinal.
 

Complicaciones

 

La eyaculación retrógrada no causa daño. Pero las complicaciones incluyen:

  • No poder hacer que la mujer conciba (infertilidad masculina).
  • Orgasmos menos placenteros por la preocupación por la falta de eyaculación.
 

Prevención

 

Si tomas medicamentos o tienes problemas de salud que te ponen a riesgo de la eyaculación retrógrada, pregúntale a tu doctor qué debes hacer para reducir tu riesgo.

Si necesitas hacerte una cirugía que pueda afectar el músculo del cuello vesical, como cirugía de próstata o de vejiga, pregunta sobre el riesgo de eyaculación retrógrada. Si planeas tener hijos en el futuro, consulta con el médico sobre las opciones para preservar semen antes de la cirugía.

Diagnóstico

 

Tu doctor:

  • Te hará una serie de preguntas sobre los síntomas y durante cuánto tiempo los has tenido. También podría preguntarte si tuviste algún problema de salud, cirugía o cáncer y qué medicamentos tomas.
  • Te hará un examen físico, que probablemente incluirá un examen del pene, los testículos y el recto.
  • Examinará la orina para detectar la presencia de semen después de un orgasmo.
  • El médico te pedirá que vacíes la vejiga, que te masturbes hasta alcanzar el clímax, y que luego proporciones una muestra de orina para analizarla en el laboratorio. Si se encuentra un volumen alto de espermatozoides en tu orina, tienes eyaculación retrógrada.
 

Si tienes orgasmos secos, pero el médico no encuentra semen en la vejiga, tal vez tengas un problema con la producción de semen. Esto puede deberse a lesiones de la próstata o de las glándulas productoras de semen como resultado de una cirugía o de la radioterapia para tratar el cáncer en la zona pélvica.

Si el médico sospecha que tus orgasmos secos se deben a algo más que la eyaculación retrógrada, quizás deba hacerte más pruebas o derivarte a con el urólogo para encontrar la causa.

Tratamiento

 

La eyaculación retrógrada, por lo general, no necesita tratamiento a menos que interfiera con la fecundidad. En ese caso, el tratamiento depende de la causa de fondo.

Medicamentos

 

Hay medicamentos que pueden funcionar para la eyaculación retrógrada causada por daño a los nervios. Este tipo de daño puede ser causado por diabetes, esclerosis múltiple, ciertas cirugías, y otros trastornos y tratamientos.

Los medicamentos generalmente no van a funcionar si la eyaculación retrógrada fue causada por una cirugía que provocó cambios físicos permanentes a tu anatomía. Ejemplos incluyen cirugía del cuello vesical y resección transuretral de la próstata.

Si el médico considera que los medicamentos que tomas pueden estar afectando tu capacidad de eyacular normalmente, quizás te indique que los dejes de tomar durante cierto tiempo. Los medicamentos que pueden provocar eyaculación retrógrada incluyen ciertos medicamentos para la depresión y alfabloqueantes — medicamentos usados para tratar la presión arterial alta y algunas afecciones de la próstata.

Los medicamentos para tratar la eyaculación retrógrada son aquellos que principalmente se usan para tratar otras afecciones e incluyen:

  • Imipramina.
  • Midodrina.
  • Clorfeniramina y bromfeniramina.
  • Efedrina, pseudoefedrina y fenilefrina.
 

Estos medicamentos ayudan a mantener el músculo del cuello vesical cerrado durante la eyaculación. Si bien suelen ser un tratamiento eficaz para la eyaculación retrógrada, pueden causar efectos secundarios o reacciones adversas en combinación con otros medicamentos. Ciertos medicamentos usados para tratar la eyaculación retrógrada pueden aumentar la presión arterial y la frecuencia cardíaca, lo que puede ser peligroso si tienes presión arterial alta o alguna enfermedad cardíaca.

Tratamiento para la infertilidad

 

Si tienes eyaculación retrógrada, es probable que necesites tratamiento para que tu pareja quede embarazada. Para lograr un embarazo, necesitas eyacular suficiente semen para transportar los espermatozoides al interior de la vagina de tu pareja y hasta su útero.

Si los medicamentos no te permiten eyacular semen, es probable que necesites algún procedimiento para tratar la esterilidad, como la tecnología de reproducción asistida, a fin de poder embarazar a tu pareja. En algunos casos, es posible extraer espermatozoides de la vejiga, procesarlos en un laboratorio y usarlos para inseminar a tu pareja (inseminación intrauterina). 

A veces son necesarias técnicas más avanzadas de reproducción asistida. Muchos hombres con eyaculación retrógrada logran dejar embarazadas a sus parejas una vez que se hacen tratamiento.

EYACULACIÓN PRECOZ

Descripción general

 

La eyaculación precoz ocurre cuando un hombre eyacula antes de lo deseado, ya sea por él o por su pareja, al tener relaciones sexuales. La eyaculación precoz es un problema sexual frecuente. Los cálculos varían, pero 1 de cada 3 hombres dice experimentar este problema en alguna ocasión.

Siempre que suceda con poca frecuencia, no es motivo de preocupación. Sin embargo, se te podría diagnosticar eyaculación precoz si tú:

  • Siempre, o casi siempre, eyaculas en menos de un minuto después de la penetración.
  • Nunca, o casi nunca, eres capaz de retardar la eyaculación cuando tienes relaciones sexuales.
  • Te sientes angustiado y frustrado, y tiendes a evitar la intimidad sexual en consecuencia.
 

Factores tanto psicológicos como biológicos pueden tener un rol en la eyaculación precoz.

Aunque a muchos hombres les da vergüenza hablar al respecto, la eyaculación precoz es una afección frecuente que puede tratarse. Los medicamentos, el asesoramiento psicológico y las técnicas sexuales que retardan la eyaculación, o una combinación de estos elementos, pueden ayudar a mejorar la vida sexual para ti y para tu pareja.

Síntomas

 

El síntoma principal de la eyaculación precoz es la incapacidad de retardar la eyaculación durante más de un minuto después de la penetración. Sin embargo, el problema podría presentarse en toda clase de situaciones sexuales, incluso durante la masturbación.

La eyaculación precoz puede clasificarse de la siguiente manera:

  • De por vida (primaria). La eyaculación precoz de por vida se produce todas o casi todas las veces desde que tienes relaciones sexuales.
  • Adquirida (secundaria). La eyaculación precoz adquirida se manifiesta después de haber tenido experiencias sexuales sin problemas eyaculatorios.
 

Muchos hombres creen que tienen síntomas de eyaculación precoz, pero los síntomas no cumplen con los criterios de diagnóstico de la eyaculación precoz. En cambio, estos hombres podrían tener eyaculación precoz variable natural, que comprende períodos de eyaculación rápida y períodos de eyaculación normal.

¿Cuándo consultar al médico?

 

Habla con tu médico si eyaculas antes de lo deseado en la mayoría de las relaciones sexuales.

Es frecuente que los hombres sientan vergüenza al hablar sobre sus inquietudes de salud sexual, pero no dejes que eso te impida hablar con tu médico. La eyaculación precoz es un problema frecuente y puede tratarse.

En el caso de algunos hombres, una conversación con un médico podría aliviar las preocupaciones sobre la eyaculación precoz. Por ejemplo, podría resultar tranquilizador saber que es normal tener eyaculación precoz de manera ocasional, y que el tiempo promedio entre el inicio del acto sexual y la eyaculación es de aproximadamente cinco minutos.

Causas

 

No se conoce la causa exacta de la eyaculación precoz. Si bien alguna vez se pensó que solamente era psicológica, los médicos ahora saben que la eyaculación precoz implica una interacción compleja de factores psicológicos y biológicos.

Causas psicológicas

 

Los factores psicológicos que podrían tener un rol incluyen:

  • Experiencias sexuales tempranas.
  • Abuso sexual.
  • Problemas de imagen corporal.
  • Depresión.
  • Preocupación por la eyaculación precoz.
  • Sentimientos de culpa que aumentan tu tendencia a apresurarte durante los encuentros sexuales.
 

Otros factores que pueden intervenir incluyen:

  • Disfunción eréctil. Los hombres que sienten ansiedad por lograr o mantener una erección cuando tienen relaciones sexuales podrían formar un patrón de conducta por el cual se apresuran a eyacular, lo que puede ser difícil de cambiar.
  • Ansiedad. Muchos hombres con eyaculación precoz también tienen problemas de ansiedad, ya sean relacionados específicamente con su desempeño sexual o con otros asuntos.
  • Problemas de pareja. Si has tenido relaciones sexuales satisfactorias con otras parejas en las que no experimentaste eyaculación precoz, o sucedió pocas veces, es posible que los asuntos interpersonales entre tú y tu pareja actual contribuyan a que se presente el problema.
 

Causas biológicas

 

Varios factores biológicos podrían causar eyaculación precoz, por ejemplo:

  • Niveles hormonales anormales.
  • Niveles anormales de sustancias químicas en el cerebro llamadas «neurotransmisores».
  • Inflamación e infección de la próstata o de la uretra.
  • Rasgos hereditarios.
 

Factores de riesgo

 

Diversos factores pueden aumentar el riesgo de experimentar eyaculación precoz, por ejemplo:

  • Disfunción eréctil. Podrías tener un mayor riesgo de experimentar eyaculación precoz si de vez en cuando, o regularmente, tienes problemas para lograr o mantener una erección. El temor a perder la erección podría hacer que te apresures, ya sea de manera consciente o inconsciente, durante los encuentros sexuales.
  • Estrés. La tensión emocional o mental en relación con cualquier aspecto de la vida puede tener un rol en la eyaculación precoz, ya que limita tu capacidad para relajarte y concentrarte durante los encuentros sexuales.
 

Complicaciones

 

La eyaculación precoz puede causar problemas en tu vida personal, por ejemplo:

  • Estrés y problemas de relaciones. Una complicación frecuente de la eyaculación precoz es el estrés en las relaciones.
  • Problemas de fecundidad. En ocasiones, la eyaculación precoz puede dificultar la fecundación en parejas que intentan tener un bebé si la eyaculación no se produce dentro de la vagina.
 

Diagnóstico

 

Además de preguntarte sobre tu vida sexual, el médico te preguntará acerca de tus antecedentes de salud y podría hacerte una exploración física. Si experimentas eyaculación precoz y además tienes dificultades para lograr o mantener una erección, el médico podría pedir análisis de sangre para verificar tus niveles de hormona masculina (testosterona) y otras pruebas.

En algunos casos, el médico podría sugerir que consultes con un urólogo o con un profesional de salud mental que se especialice en disfunción sexual.

Tratamiento

 

Las opciones de tratamiento frecuentes para la eyaculación precoz incluyen técnicas relacionadas con la conducta, anestésicos tópicos, medicamentos y asesoramiento psicológico.

Ten en cuenta que podría llevar tiempo encontrar el tratamiento o la combinación de tratamientos que funcione para ti. El tratamiento conductual junto con la terapia con medicamentos podría ser la opción más eficaz.

Técnicas relacionadas con la conducta

 

En algunos casos, el tratamiento de la eyaculación precoz tal vez requiera medidas simples, como masturbarse una o dos horas antes de la relación sexual para poder demorar la eyaculación durante el acto sexual. El médico también podría recomendarte que evites mantener relaciones sexuales durante un tiempo y te enfoques en otros tipos de juegos sexuales, para quitar la presión de los encuentros sexuales.

Ejercicios de suelo pélvico 

 

                                               Músculos del suelo pélvico masculino

La debilidad de los músculos del suelo pélvico podría afectar tu capacidad para retardar la eyaculación. Los ejercicios de suelo pélvico (ejercicios de Kegel) pueden ayudar a fortalecer estos músculos.

Para realizar estos ejercicios:

  • Encuentra los músculos correctos. Para identificar los músculos del suelo pélvico, interrumpe la micción, es decir, empieza a orinar y para, o tensa los músculos que evitan que expulses gases. Estas maniobras emplean los músculos del suelo pélvico. Una vez que hayas identificado los músculos del suelo pélvico, puedes hacer los ejercicios en cualquier posición, aunque es posible que te resulte más fácil hacerlos acostado al principio.
  • Perfecciona tu técnica. Tensa los músculos del suelo pélvico, mantén la contracción durante tres segundos y luego relájate durante tres segundos. Prueba hacer esto varias veces seguidas. Cuando sientas que los músculos se fortalecen, prueba hacer los ejercicios de Kegel sentado, de pie o caminando.
  • Mantén la concentración. Para obtener los mejores resultados, concéntrate en apretar o contraer solo los músculos del suelo pélvico. Ten cuidado de no contraer los músculos del abdomen, de los muslos y de los glúteos. No contengas la respiración. En lugar de eso, respira normalmente durante los ejercicios.
  • Repite los ejercicios 3 veces por día. Proponte como objetivo hacer por lo menos tres series de 10 repeticiones por día.
 

La técnica de parar y apretar

 

El médico podría enseñarles a ti y a tu pareja a utilizar un método llamado la «técnica de parar y apretar». Este método funciona de la siguiente manera:

  • Comienza la actividad sexual como de costumbre, incluida la estimulación del pene, hasta que sientas que estás casi listo para eyacular.
  • Pídele a tu pareja que te apriete el extremo del pene, en el punto en que la cabeza (glande) se une al tronco, y que mantenga apretado ese punto por varios segundos, hasta que se te pasen las ganas de eyacular.
  • Pídele a tu pareja que repita el proceso de apretar según sea necesario.
 

Al repetir este proceso cuantas veces sea necesario, puedes alcanzar un punto en el que penetras a tu pareja sin eyacular. Después de algunas sesiones de práctica, la sensación de saber cómo retardar la eyaculación podría volverse un hábito que ya no requiera la técnica de parar y apretar.

Si la técnica de parar y apretar causa dolor o molestia, otro método consiste en detener la estimulación sexual justo antes de la eyaculación, esperar a que el nivel excitación haya disminuido y volver a empezar. Este enfoque se conoce como la «técnica de empezar y parar».

Preservativos

 

Los preservativos podrían disminuir la sensibilidad del pene, lo que puede ayudar a retardar la eyaculación. Existen preservativos de venta libre que ofrecen «control de clímax» o «función retardante». Estos preservativos contienen agentes adormecedores o anestésicos, como la benzocaína o la lidocaína, o están hechos de látex de mayor espesor para retardar la eyaculación. Algunos ejemplos incluyen Trojan Extended, Durex Performax Intense y Lifestyles Everlast Intense.

 

Anestesia tópica

 

En ocasiones se usan las cremas y los aerosoles anestésicos que contienen agentes adormecedores para tratar la eyaculación precoz. Estos productos se aplican en el pene de 10 a 15 minutos antes de tener relaciones sexuales para reducir la sensación y ayudar a retrasar la eyaculación.

Aunque los agentes anestésicos tópicos son efectivos y bien tolerados, pueden tener efectos secundarios. Por ejemplo, algunos hombres presentan una pérdida temporal de la sensibilidad y su placer sexual se reduce. En algunas ocasiones, las parejas femeninas también informaron estos efectos.

Medicamentos orales

 

Existes muchos medicamentos que pueden retrasar el orgasmo. Aunque ninguno de estos medicamentos cuenta con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para tratar la eyaculación precoz, algunos se usan con este propósito, como los antidepresivos, analgésicos e inhibidores de la fosfodiesterasa-5. Estos medicamentos se pueden indicar para el consumo ocasional o diario, solos o en combinación con otros tratamientos.

  • Antidepresivos. Un efecto secundario de algunos antidepresivos es el retraso del orgasmo. Por este motivo, se emplean inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) para ayudar a retrasar la eyaculación. Estos medicamentos suelen tardar de cinco a 10 días en hacer efecto. Sin embargo, quizás sean necesarias dos o tres semanas de tratamiento antes de que se observen los efectos completos.
Los efectos secundarios no deseados de los antidepresivos pueden incluir náuseas, transpiración, somnolencia y reducción de la libido.
  • Analgésicos. El tramadol (Ultram) es un medicamento usado con frecuencia para tratar el dolor. Sus efectos secundarios incluyen el retraso en la eyaculación. Los efectos secundarios no deseados incluyen náuseas, dolor de cabeza, adormecimiento y mareos.
Suele indicarse cuando los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina no han resultado efectivos. El tramadol no se puede consumir en combinación con un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina.
  • Inhibidores de la fosfodiesterasa-5. Algunos medicamentos usados para tratar la disfunción eréctil, también pueden ayudar con la eyaculación precoz. Los efectos secundarios no deseados pueden incluir dolor de cabeza, enrojecimiento facial e indigestión. Estos medicamentos pueden ser más efectivos si se combinan con un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina.
 

Asesoramiento psicológico

 

Este enfoque implica hablar con un profesional de salud mental acerca de tus relaciones y experiencias. Las sesiones pueden ayudarte a reducir la ansiedad por el desempeño y a sobrellevar el estrés. El asesoramiento psicológico presenta mayores probabilidades de ayudar cuando se utiliza con medicamentos.

En el caso de la eyaculación precoz, es posible que sientas que pierdes algo de intimidad con tu pareja sexual. Tal vez te sientas enojado, avergonzado y angustiado, y puede que te distancies de tu pareja.

Tu pareja también podría sentir angustia debido al cambio en la intimidad sexual. La eyaculación precoz puede provocar sufrimiento o falta de conexión en la pareja. Hablar del problema es un paso importante, y el asesoramiento psicológico para parejas y la terapia sexual podrían resultar de utilidad.

Medicina alternativa

 

Se han estudiado varios tratamientos de medicina alternativa, incluido el yoga, la meditación y la acupuntura. Sin embargo, es necesario realizar más investigaciones para evaluar la eficacia de estas terapias.

Preparación para la consulta

 

Es normal sentir vergüenza cuando se habla acerca de los problemas sexuales, pero puedes estar seguro de que tu médico ha tenido conversaciones similares con muchos otros hombres.

La eyaculación precoz es una afección muy frecuente y puede tratarse.

Estar preparado para hablar sobre la eyaculación precoz te ayudará a obtener el tratamiento que necesitas para normalizar tu vida sexual. La información a continuación te ayudará a prepararte para aprovechar al máximo tu consulta.

¿Qué esperar del médico?

 

El médico podría hacerte preguntas muy personales. Para ayudar al médico a determinar la causa de tu problema y la mejor opción de tratamiento, te recomendamos que estés preparado para responder preguntas como las siguientes:

  • ¿Con qué frecuencia tienes eyaculación precoz?.
  • ¿Cuándo fue la primera vez que experimentaste eyaculación precoz?.
  • ¿Tienes eyaculación precoz solo con una pareja específica o con más parejas?.
  • ¿Experimentas eyaculación precoz cuando te masturbas?.
  • ¿Experimentas eyaculación precoz cada vez que tienes relaciones sexuales?.
  • ¿Con qué frecuencia tienes relaciones sexuales?.
  • ¿Cuánto te molesta o te preocupa la eyaculación precoz?.
  • ¿Cuánto le molesta o le preocupa a tu pareja la eyaculación precoz?.
  • ¿Qué tan satisfecho estás con tu relación actual?.
  • ¿También tienes dificultades para lograr y mantener una erección (disfunción eréctil)?.
  • ¿Tomas medicamentos recetados? Si la respuesta es sí, ¿qué medicamentos empezaste a tomar o dejaste de tomar recientemente?.
  • ¿Consumes drogas de uso recreativo?.
 

¿Qué puedes hacer mientras tanto?

 

Tomar la decisión de hablar con el médico es un paso importante. Mientras tanto, piensa en explorar otras maneras de conectarte con tu pareja. Aunque la eyaculación precoz puede provocar tensión y ansiedad en una relación, es una afección que puede tratarse. 

¿Tienes alguna inquietud?

Ponte en contacto con nosotros para resolver tus dudas o agendar una cita con el Dr. Juan Carlos Castillo